Trámite Italia
Trámite Italia

Inscripción A.I.R.E

  1. Inicio
  2. /
  3. Consulado Italiano
  4. /
  5. Inscripción A.I.R.E

Inscripción AIRE en Italia

Es una base de datos, registro, gestionado por los municipios italianos, el Ministerio del Interior, en Italia y por las representaciones consulares en el extranjero. De hecho, la oficina de registro de AIRE está gestionada por los distintos municipios italianos, que a su vez envían los datos al AIRE nacional, que se encuentra en el Ministerio del Interior, en el Departamento de Asuntos Internos y Territoriales. Los registros de municipios consisten en ficheros que recogen las fichas individuales y las fichas de familia eliminadas del registro de la población residente en función de la transferencia permanente al extranjero, así como las fichas creadas como consecuencia de la transcripción de los registros de estado civil recibidos desde el extranjero.

¿Por qué registrarse en el AIRE?

La inscripción en AIRE – ANAGRAFE ITALIANI RESIDENTI ESTERI – es una obligación legal, por aquellas personas  que residen afuera de Italia.

Por ejemplo un ciudadano italiano que vive en España debe inscribirse según los procedimientos previstos por el consulado italiano competente de su area geografíca o en caso que no haya consulados directamente a la embajada italiana en España o en el país donde reside. Con la inscripción AIRE en Italia se traslada su residencia real en el país en el cual se reside y se puede aprovechar así de los servicios consulares. Sin la inscripción AIRE no se puede disfrutar  de los servicios del consulado o embajada italiana.

El traslado de la residencia italiana al extranjero debe ser declarado en la oficina consular que inscribe su nombre en los registros de inscripción de AIRE. El municipio de origen le notificará su inscripción. Este registro implica la cancelación automática de la residencia del APR, el Registro de Población Residente, del municipio de origen italiano.

¿Cuándo y cómo regularizar la inscripción AIRE?

Dentro de los 90 días siguientes a la salida del país, dirigiéndose a la oficina consular más cercana en el pais en que se reside. El registro en AIRE es totalmente gratuito. Lo unico que se necesita es rellenar un documento con tods sus datos, una copia de su pasaporte italiano o carta d’identità – DNI – y una prueba de residencia en la circunscripción consular. Ultimamente las solicitudes de inscripción AIRE se hacen directamente online en un portal del ministerio de asuntos exteriores italiano.

Usted puede presentar la documentación incluso antes de expatriarse, haciendo declaraciones al municipio de residencia italiano.

También es importante notificar a la Cancillería Consular de cualquier cambio en las declaraciones: cambios de estado civil, nacimiento de un hijo o cambio de domicilio. La actualización del AIRE depende del ciudadano que debe comunicar a la oficina consular, cualquier variación respecto a lo declarado, en un plazo máximo de 90 días.

Las familias que deseen trasladarse al extranjero pueden solicitar a la comuna en la cual  estan registrados el libro de familia internacional, un documento gratuito a nombre de los dos cónyuges y que puede solicitarse en el momento del matrimonio o después de éste. Registran los datos de los cónyuges, así como los de los hijos. El libro de familia es gratuito, especialmente útil y válido para toda la comunidad europea.

¿Tengo que inscribirme?

La ley del 27 de octubre de 1988, n. 470, «Anagrafe e censimento degli italiani all’estero» (Registro y censo de italianos en el extranjero) obliga a las siguientes personas a registrarse en AIRE:

Los ciudadanos italianos que se trasladan al extranjero por un período superior a 12 meses y en un plazo de 90 días a partir de la fecha del traslado;
Los ciudadanos italianos que ya residen en el extranjero y posteriormente obtienen la doble nacionalidad italiana;
Los ciudadanos italianos nacidos en el extranjero y que siempre han residido fuera del territorio italiano.

Estarán exentos de este requisito:

  • Los que viajan al extranjero por un período de tiempo inferior a 12 meses;
  • Trabajadores de temporada;
  • Los funcionarios del Estado destinados en el extranjero y las personas que viven con ellos que hayan sido notificados
  • a las autoridades locales de conformidad con los Convenios de Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961 y 1963, respectivamente, ratificados por la Ley no 804, de 9 de agosto de 1967;
  • Soldados italianos que prestan servicio en oficinas e instalaciones de la OTAN en el extranjero.

¿Puedo darme de baja del AIRE?

Por supuesto que uno se puede cancelar del AIRE tiene lugar:

  • para la repatriación a un municipio italiano;
  • por traslado a otra Cancillería Consular u otro país;
  • por la pérdida de la ciudadanía italiana;
  • para la presunta indisponibilidad, cien años después del nacimiento o después de dos encuestas subsiguientes;
  • para la muerte, incluida la muerte que se presume ha sido declarada legalmente.

Al regresar definitivamente a Italia, debe declarar la repatriación directamente al municipio italiano, el cual debe notificar oficialmente al Consulado General del país extranjero, la fecha de la repatriación. De esta manera, se iniciará la cancelación del registro consular del Consulado General de Italia y la inscripción en la comuna italiana.

De acuerdo con la Ley 104/2002, se prevé la cancelación automática para aquellos que, a pesar de haber obtenido el registro, ya no pueden ser localizados en la última dirección declarada.

En términos legales y fiscales, ¿qué significa registrarse en AIRE?

La adhesión a AIRE en Italia implica la adquisición de una serie de derechos, como el voto en el extranjero o la devolución del IVA sobre determinados bienes adquiridos en Italia. También le permite realizar operaciones en el extranjero, en las oficinas consulares, que de otro modo le obligarían a regresar a Italia, como la renovación del documento de identidad, pasaporte o permiso de conducir, o solicitar ciertas certificaciones (certificados de nacimiento, matrimonio o defunción).

Sin embargo, también se pierden algunos derechos, como la atención sanitaria nacional. Además, si usted reside en un país fuera de la Comunidad Europea, también pierde el derecho a la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que en su lugar proporciona asistencia sanitaria en los Estados miembros de la Comunidad Europea. Sin embargo, es posible solicitar atención médica limitada (visitas hospitalarias urgentes y no progresivas).

Además, los menores que son ciudadanos italianos, no inscritos en AIRE pero que residen en el extranjero, tienen el deber de matricularse en las escuelas obligatorias italianas. El hecho de no matricularse conduce al incumplimiento de la obligación de los padres de educar a sus hijos en la escuela primaria, que la legislación italiana considera un delito (artículo 731 del Código Penal, Incumplimiento de la obligación de la educación primaria de los niños).

Es esencial señalar que una cosa es la residencia, y otra es la residencia fiscal. De hecho, es necesario tener una clara comprensión de los conceptos de residencia y domicilio fiscal del ciudadano italiano y de las relaciones con AIRE, para entender el impuesto sobre la renta y el IVA.

Se consideran residentes las personas físicas que durante la mayor parte del año, es decir, durante un período de al menos 183 días -184 para los años bisiestos-, aunque no sean continuos, son las que:

se inscriben en los registros de la población residente sean residentes en el territorio del Estado de conformidad con el Código Civil o estén domiciliados en el territorio del Estado de conformidad con el Código Civil.

Los artículos 2 y 3 de la TUIR determinan el sometimiento de la persona al régimen de tributación en territorio italiano para las rentas, dondequiera que se produzcan, de acuerdo con el principio de la World Wide Taxation.

En última instancia, los ciudadanos italianos con residencia (civil) en Italia para todos los ingresos producidos en cualquier lugar y los no residentes en Italia para los ingresos producidos en el territorio nacional italiano se consideran residentes fiscales. De hecho, puede ser el caso de un ciudadano italiano residente en el extranjero y que produce ingresos en Italia; en ese caso, debe declararlo a las autoridades fiscales de acuerdo con la normativa fiscal vigente. Los italianos registrados en AIRE y emigrados a países con fiscalidad privilegiada también deben ser considerados como residentes fiscales en Italia.

Pide presupuesto para Inscripción A.I.R.E

Te contestamos en menos de 24 horas

Su formulario se ha enviado correctamente
Solicitar presupuesto

Esta web utiliza cookies para analítica digital, mejorar su experiencia de usuario y personalización de publicidad. Puede consultar nuestra política de cookies aquí.