Trámite Italia
Trámite Italia

Guía para la obtención de la Ciudadanía Italiana.

  1. Inicio
  2. /
  3. Blog
  4. /
  5. Guía para la obtención de la Ciudadanía Italiana.
Guía para la obtención de la Ciudadanía Italiana.

El objetivo de este artículo es el de proporcionar una guía práctica y precisa con los distintos pasos a seguir, a los interesados en iniciar el trámite de reconocimiento de la ciudadanía italiana. Lo primero de este largo camino que conduce a la obtención de la ciudadanía italiana es el del interés, la paciencia, perseverancia y voluntad por obtenerla.

RECONSTRUCCIÓN DEL ÁRBOL GENEALÓGICO

El primer paso es la construcción del árbol genealógico que nos va a permitir saber quien fue el antepasado italiano que emigró de Italia. Hay que tener claro, cuál fue su descendencia en línea directa hasta el interesado o la interesada en solicitar la ciudadania italiana. Hay que tener claro cuantas generaciones hay entre el antepasado italiano y el solicitante. Aconsejamos recopilar todos los datos disponibles, nombres , apellidos, fechas y lugar de nacimiento, de cada uno de los antepasados hasta llegar al emigrante italiano dibujando un árbol genealógico de la familia.

El segundo paso es la obtención de la partida de nacimiento original y plurilingüe del antepasado italiano. Esta última se debe solicitarse a la comuna de origen y nuestro despacho se puede encargar de ese trámite.

Como encontrar las partidas de los antepasados italianos

Para poder saber dónde buscar nuestros ancestros, antes de todo hay que entender cómo es geográficamente Italia y ver cómo está subdividida y cómo funcionan las administraciones públicas italianas

Geografia de Italia politica :Regiones, Provincias, Comunas italianas para saber donde solicitar documentos de los antepasados italiano

Desde el punto de vista administrativo/politico el territorio Italiano se divide en Regiones que a su vez se subdividen en Provincias y estas se subdividen en comunas. La ciudad capoluogo (capital) de Región es siempre también capoluogo (capital) de la misma provincia y al mismo tiempo es una comuna.

Por ejemplo: Bologna, capoluogo de la Regione Emilia Romagna, capoluogo de la Provincia di Bologna, y al mismo tiempo es un Comune (Comune di Bologna). Una ciudad que no sea capoluogo de Regione, pero que sea capoluogo de Provincia, tiene siempre un Comune homónimo.

Cómo saber a cuál Provincia o región italiana pertenece una Comuna?

En www.comuni-italiani.it/  tienen una base de datos de las regiones italianas con las provincias y las comunas. Hay una ventana donde inscribir el comune buscado, y luego buscar. Sino estudiando una mapa de Italia como las que están en este articulo se puede deducir en que región y provincia se encuentran las ciudades.

Cómo saber en qué comunas italianas se encuentra un apellido dentro de una provincia?

Para hacer la búsqueda de apellidos italianos y poder investigar de cual pueblos, comunas, provincias y regiones somos de origen, os aconsejo de leer el articulo de nuestro blog sobre como rastrear a tu antepasados italianos o pedir consejo a despachos especializados como el de Tramite Italia que puede realizar la búsqueda por vuestra cuenta.

PARTIDA DE NACIMIENTO ITALIANA

Si conoces la fecha y lugar de nacimiento del antepasado, solicitar el certificado de nacimiento aunque parezca simple puede resultar complicado sobretodo si no se vive en Italia. Hay que tener acceso a un correo certificado para ser atendido por las administraciones publicas italianas.

Es por eso motivo que aconsejo siempre pedir ayuda a un despacho como el nuestro para ser acompañado paso por paso en las solicitudes. Muchas veces para ahorrar dinero se pierde mucho tiempo a la espera que terminan para ser más costoso por el tramite entero.

PARTIDA DE MATRIMONIO ITALIANA


Para obtener la partida original de matrimonio italiana, es indispensable conocer la fecha, lugar del matrimonio y nombre y apellido de los cónyuges. Nosotros aconsejamos siempre solicitar la partida plurilingüe a la comuna de nacimiento del antepasado. Cuando la acta de matrimonio no puede ser emitida en el modelo plurilingüe se tendrá que legalizar el documento.

PARTIDA DE DEFUNCIÓN ITALIANA


Si el antepasado falleció en Italia, hay que solicitar a la comuna de origen il Certificato di morte plurilingue. Para ello enviar los siguientes datos: Nombre y Apellido, fecha y lugar de nacimiento, Nombre y Apellido de los padres, Fecha y lugar del fallecimiento.

DERECHO HABIENTES
Tienen derecho a solicitar la ciudadanía italiana por nacimiento (jure sanguinis)
Es ciudadano italiano el hijo de padres italianos. Dado que la mujer italiana transmite la ciudadanía a los hijos nacidos a partir del 01.01.1948, quien haya nacido con anterioridad a esta fecha podrán tomar la ciudadanía solo por vía paterna, mientras que quien haya nacido con posterioridad la podrá recibir indistintamente del padre o de la madre.
La transmisión de la ciudadanía “jure sanguinis” no prevé límites de generación pero no permite saltos generacionales.

CIUDADANÍA POR MATRIMONIO ( JURE MATRIMONII)
Puede obtener la ciudadanía italiana quien se haya casado con un/a ciudadano/a italiano/a.
Sin embargo, existen dos situaciones diferentes según sea la fecha de celebración del matrimonio:
• Matrimonio celebrado antes del 27.04.1983: la mujer extranjera casada con un ciudadano italiano adquiere automáticamente la ciudadanía
• Matrimonio celebrado después del 27.04.1983: a partir de esta fecha no existe más la adquisición automática de la ciudadanía por matrimonio con un ciudadano italiano. Toda persona que se casa con un/a ciudadano/a italiano/a puede pedir la ciudadanía italiana por naturalización después de transcurridos tres años desde la fecha del matrimonio si reside en el exterior y seis meses si reside en Italia. Además a partir de diciembre 2018 hay que superar un examen de italiano y tener el certificado de B1.
REQUISITOS Y DOCUMENTOS NECESARIOS PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA CIUDADANIA ITALIANA “JURE MATRIMONII”,
(naturalización por matrimonio, de acuerdo a lo previsto por los articulos 5 y 7 de la Ley 5 de Febrero 1992 n. 91).
Solo se puede pedir una vez transcurridos 3 años desde la fecha del matrimonio si residen fuera de Italia y después de 6 meses si residen en Italia

LISTA DE DOCUMENTOS A PRESENTAR:

  • “ESTRATTO DELL’ATTO DI MATRIMONIO”:

se solicita a la Comuna italiana donde haya sido inscripta el acta de matrimonio celebrado afuera
Si el acta no ha sido aún enviada a Italia, deberá ser presentada a este Consulado General y traducida al italiano por traductor publico. El Consulado procederá a enviar la partida a la Comuna italiana que corresponda.

SOLO SI SE POSEE ESTE DOCUMENTO SE PUEDE PREPARAR:
• PARTIDA DE NACIMIENTO: 

Solo una vez recibido el “estratto dell’atto di matrimonio” (no antes), solicitar al Registro Civil la partida de nacimiento del cónyuge que desea naturalizarse. Traducir la partida por un traductor publico.

  • CERTIFICADO DE DOMICILIO / EMPADRONAMIENTO
  • CERTIFICADO DE ANTECEDENTES PENALES DE TODOS LOS PAISES DONDE SE HA VIVIDO A PARTIR DE LOS 14 AÑOS.
  • SOLICITUD AL MINISTERIO DEL INTERIOR ITALIANO;
  • DECLARACIÓN SUSTITUTIVA DE ACTUACIÓN NOTARIAL,
  • suscripta por los dos cónyuges, en la cual figure que no existió entre ambos sentencia de separación, disolución o anulación o suspensión de los efectos civiles del matrimonio;
  • CERTIFICADO DE CIUDADANÍA del cónyuge italiano.
  • CERTIFICADO DE LA COMPOSICIÓN DEL NUCLEO FAMILIAR.

PREPARACIÓN DEL DOSSIER DE CIUDADANÍA


El mismo esta compuesto por las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción del antepasado italiano y de todos los descendientes en línea directa hasta el interesado.
1. Partida de nacimiento original del ciudadano italiano. La misma se solicita a la comuna de origen. la misma debe ser plurilingüe.
2. Con el acta de nacimiento del ciudadano italiano deberá dirigirse a la Cámara Nacional Electoral y solicitar un certificado donde conste que el ciudadano italiano no se haya naturalizado de la ciudadania de otro país o en el que conste la fecha de naturalización, para lo cual deberá presentar:
• Una fotocopia de la partida de nacimiento del ciudadano italiano y una fotocopia de la partida de defunción, si corresponde.
• Una estampilla judicial (sellado fiscal).
3. Partida de matrimonio del familiar italiano, si se casó en el extranjero ; si el familiar se casó en Italia es necesario presentar certificado de matrimonio emitido por la Comuna italiana.
4. Partida de defunción del familiar italiano (si ha fallecido)
De cada uno de los descendientes en línea recta:
1. partida de nacimiento
2. partida de matrimonio (en caso de que la persona se haya casado.
NOTA: las mujeres casadas con anterioridad al 20.09.1975 pueden haber perdido la ciudadanía italiana según cual sea la ciudadanía del cónyuge. En ese caso deberán presentar un certificado negativo de ciudadanía al consulado del país de origen del marido. El matrimonio con ciudadano argentino no afecta el derecho a la ciudadanía italiana.
3. partida de defunción (si ha fallecido).
• En caso de existir divorcio es necesario presentar la sentencia original y completa con la especificación “Cosa Juzgada” o “Sentencia firme” legalizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores (apostille) y traducida al italiano.
• En caso de existir adopciones es necesario presentar la sentencia original y completa con la especificación “Cosa juzgada”, legalizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores (apostille) y traducida al italiano.
• Las partidas argentinas deben estar traducidas al italiano por traductor público.
• En caso de que la fecha de emisión de las mismas sea anterior al 01.07.1990, deberán ser legalizadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores Argentino (Arenales 821) y luego traducidas.
• Las personas que deban solicitar partidas de nacimiento, matrimonio y defunción registradas en Capital Federal podrán solicitarlas en formularios bilingüe (castellano-italiano) en la oficina Central del Registro Civil (Uruguay 753). Dichas partidas no deberán ser traducidas.
• Es necesario entregar los originales de cada partida (no pueden ser certificados) con su respectiva traducción y una fotocopia simple de cada una. Los originales se envían a la comuna respectiva en Italia y no son devueltos al interesado.
• Todas las actas deben ser expedidas en copia autenticada por los respectivos Registros Civiles. Particular atención debe dispensarse al control de las mismas en lo referido a la correlación y correspondencia entre los datos de las actas argentinas y los certificados del ascendiente italiano: nombres, apellidos, fechas, edades, lugar de nacimiento, etc. En caso de error deberán efectuarse las correcciones necesarias luego de haber solicitado orientación en la oficina Stato Civile.

SOLICITUD DE TURNO PARA CIUDADANÍA EN EL CONSULADO ITALIANO

La mayoría de los Consulado italianos otorgan turnos para ciudadanías.
El consulado comunicara por correo a la dirección indicada en el formulario, la fecha del turno en la que se podrá presentar la documentación. Dado que en la mayoría de los Consulados hay una lista de espera importante es aconsejable preparar el dossier para toda la familia: padres, hermanos, hijos etc.

PRESENTACIÓN DEL DOSSIER EN EL CONSULADO ITALIANO
Para la presentación de la documentación es suficiente con la presencia de una sola persona en representación de la familia (padre, madre, hijos, conyuge,etc), con los documentos de identidad Originales y sus fotocopias de todas las personas que lo integran. Concurrir al Consulado el día y a la hora citado y dirigirse a la Oficina Estado Civil donde serán atendidos por un funcionario especializado. Es conveniente verificar que toda la documentación sea completa, y llevar un juego de fotocopias
extra ya que en el Consulado deberán dejarse originales y una fotocopia de todo el dossier

EVALUACIÓN Y VERIFICACIÓN DE LA DOCUMENTACIÓN PRESENTADA


La misma está a cargo del personal especializado en ciudadanía italiana del consulado, quienes tendrán que verificar
• si el solicitante es derechohabiente a la ciudadanía italiana.
• que el dossier este completo con todas las partidas y traducciones requeridas por el consulado.
• la autenticidad de los documentos y comprobar los nombres, apellidos, fechas de nacimiento, Matrimonio y defunción de todas las partidas en castellano y en italiano.
• Controlar que no existan errores de nombre o apellidos. Es frecuente que muchos apellidos italianos hayan sido modificados (errores di trascrizione anagrafica) P. Ej. Cambio de c por ch, gn por ñ, ll o pp, por l o p etc.

RESULTADO DE LA EVALUACIÓN CONSULAR

Aprobada: es decir que toda la documentación presentada es correcta y el solicitante tiene por lo tanto el derecho a la ciudadanía italiana Incompleta: cuando falta alguna partida, alguna traducción no concuerda con el original etc. Rechazada: cuando se comprueba que el solicitante no tiene derecho a la ciudadanía, por ejemplo Por línea materna antes del 1948, o por haber nacido después que su padre renunciara a la ciudadanía Italiana

ENVÍO DEL DOSSIER A LA COMUNA ITALIANA


Una vez evaluada y aceptada la documentación esta ingresa a la base de datos del Consulado. Esto permitirá tener un seguimiento on line y aggiornato de los datos del solicitante y de su familia para trámites de Ciudadanía, pasaporte, matrimonio, etc..Cada grupo familiar tendrá un número de dossier (tessera consolare), que deberá ser presentada toda vez que concurra al Consulado.
Los originales de todo el dossier de ciudadanía serán enviados a la comuna italiana del ciudadano italiano. Dicha comuna inscribirá todas las partidas ( nacimiento, matrimonio y defunción) en los registros correspondientes y re enviaran al consulado la trascripción de las partidas del solicitante dichas partidas en formulario plurilingüe.

X- CIUDADANO ITALIANO
Una vez completado el trámite, el solicitante es considerado ciudadano italiano a todos los efectos. Podrá escribir al consulado a info@consitalia-bsas.org.ar citando el número de dossier para ver cuando podrá obtener el pasaporte italiano, que por el momento es el único documento que se puede obtener en el exterior.

XI-SOLICITUD DEL PASAPORTE ITALIANO ( EMISIÓN O RENOVACIÓN)

El pasaporte italiano tiene validez por cinco años y puede renovarse por única vez por otros cinco. Presentarse personalmente en la oficina consular y realizar la solicitud de emisión o renovación firmando la misma frente al funcionario consular.
• Documentos necesarios (siempre en original y fotocopia)
1. Pasaporte Vencido( solo para quien posea un pasaporte italiano anterior)
2. 2 Fotografías formato 4×4 de frente, idénticas, en blanco y negro o color. No se aceptan fotos digitales
3. Un documento de identidad: italiano (carta de idéntica), o argentino (DNI, Cedula de identidad Pasaporte, licencia de conducir) que no tengan mas de 10 años desde la fecha de su emisión. Es necesario presentar un documento de identidad donde resulte registrado el domicilio actual.

La solicitud de pasaporte es estrictamente personal.
Puede solicitar el pasaporte italiano:
1. quien haya nacido en Italia y quien, habiéndose naturalizado, haya retomado la ciudadanía italiana
2. quien haya nacido en el exterior, hijo de ciudadanos italianos, que haya completado el procedimiento de reconocimiento de la ciudadanía italiana
3. la mujer casada con un ciudadano italiano antes del 27.04.1983 que haya presentado su partida de matrimonio para la inscripción de la misma en Italia.

Si ya posee un pasaporte italiano, es indispensable presentarlo.
Quien no haya nacido en la Argentina deberá presentar DNI. para extranjeros con fecha de emisión posterior al 16.08.1992 o bien un certificado otorgado por la Cámara Nacional Electoral donde conste que no se ha naturalizado argentino. Para obtener dicho certificado dirigirse a 25 de Mayo 245, Capital Federal, con una fotocopia del acta de nacimiento y una estampilla fiscal, por valor de $ 10 que se compra en el Banco Ciudad.
La renovación del pasaporte italiano puede ser solicitada dentro de los seis meses anteriores a la fecha de vencimiento y hasta los seis meses sucesivos a partir de dicha fecha. Superados estos últimos seis meses o los diez años desde la fecha de emisión del mismo, se extiende un pasaporte nuevo.
Costo del pasaporte: $30 si es renovación y 35$ si se trata de nuevo pasaporte.


Casos específicos

1. Cuando la persona que pide el pasaporte tiene hijos menores 
a. Si quien solicita el pasaporte tiene hijos menores de 18 años debe contar con el consentimiento del otro progenitor, (también si es separado o divorciado o hijo natural reconocido) tanto para la emisión como para la renovación del propio pasaporte. Los autorizantes deben presentar un documento de identidad válido, que no tenga mas de 10 años, y en lo posible, deberán concurrir juntos, en el mismo día para la firma.
b. En caso de divorcio, separación, de no ser posible contactar al otro progenitor o de que éste se niegue a firmar el consentimiento, la Autoridad Consular puede intervenir en casos particularmente graves y a pedido del interesado, como juez tutelar y autorizar la emisión o renovación del pasaporte. Dicho procedimiento no puede ser sustituido por ningún documento judicial o notarial argentino (por ejemplo, documento firmado frente a escribano, sentencia judicial sobre tenencia de los hijos, etc).
c. Inscripción de hijos menores de 16 años en el pasaporte de los padres. Los hijos menores pueden ser inscriptos en el pasaporte de uno o de ambos padres (si son ciudadanos italianos) siempre que sean menores de dieciséis años. Si el menor ha cumplido 10 años de edad debe presentar dos fotos actuales. Inclusive para su inscripción en el pasaporte de los padres.

2. Cuando quien pide el pasaporte es menor de 18 años:
es necesaria la presencia del menor y la autorización de ambos padres.

3. Los ciudadanos de sexo masculino deben tener regularizada su situación militar con las autoridades italiana en la Oficina LEVA-Militar, del Consulado italiano a partir de los 18 años y hasta los 45 años de edad.

4. Cuando el pasaporte ha sido emitido por otra Oficina (Jefatura de Policía en Italia o Consulados italianos en el mundo). El consulado debe solicitar la autorización para la renovación o la emisión de un pasaporte nuevo a la oficina que haya emitido o renovado el pasaporte vencido (nulla osta). Este trámite puede durar hasta 3 semanas.

5. Pérdida o robo del pasaporte
. En caso de pérdida o robo del pasaporte, la persona podrá obtener uno nuevo presentando la solicitud del mismo acompañada de la denuncia hecha a la Policía Federal Argentina en original.

La ciudadanía italiana por nacimiento se concederá a través de la línea paterna (sin límite en el número de generaciones) o/a través de la línea materna (para las personas nacidas después del 1 de enero de 1948). Si usted nació en otro país donde la ciudadanía se adquiere por nacimiento, y cualquiera de las situaciones enumeradas a continuación se refiere a usted, puede ser considerado un ciudadano italiano. Para cada categoría de todas las condiciones deben cumplirse.

1) Su padre era un ciudadano italiano en el momento de su nacimiento y que nunca renunció a su derecho a la nacionalidad italiana.

2) Su madre era un ciudadano italiano en el momento de su nacimiento, que han nacido después del 1 de enero de 1948 y que nunca renunció a su derecho a la nacionalidad italiana.

3) Su padre nació en su país, su abuelo paterno era un ciudadano italiano en el momento del nacimiento su padre, ni usted ni su padre nunca renunció a su derecho a la nacionalidad italiana.

4) Su madre nació en su país, su abuelo materno era un ciudadano italiano en el momento de su nacimiento, que han nacido después del 1 de enero de 1948, y ni usted ni su madre jamás renunció a su derecho a la nacionalidad italiana.

5) Su abuelo paterno o materno, nació en su país natal, su bisabuelo paterno era un ciudadano italiano en el momento de su nacimiento, ni usted ni su padre ni su abuelo nunca renunció a su derecho a la nacionalidad italiana

NOTA: una mujer nacida antes del 01/01/1948 pueden solicitar la ciudadanía italiana sólo de su padre y se puede transferir a los descendientes después de 01/01/1948).

NOTA: “ciudadano italiano en el momento del nacimiento” significa que él / ella no ha adquirido ninguna otra nacionalidad por naturalización, antes de que el descendiente del nacimiento.

NOTA: Ancestros naturalización antes del 1 de julio 1912 no pueden transmitir la ciudadanía (Ley N º 555 del 13 de junio de 1912).

La Circular K 28 de 1991

————–

Determina la necesidad de presentar la atestación de no renuncia a la ciudadanía italiana para aquellos que desean transcribir sus partidas en las comunas italianas. Este certificado, emitido por la competente autoridad Consular Italiana, es requerido para probar que ni los ascendientes en línea recta ni la persona que reivindica la posesión de la ciudadanía italiana, no ha nunca renunciado en los términos del Art. 7 de la ley 555 del 13 de junio de 1912.

La ciudadanía se transmite sin límite de generaciones, siempre que ninguno haya renunciado a la ciudadanía italiana. Si el ascendente italiano adquiere la ciudadanía argentina, dicha naturalización debe ser posterior a la fecha de nacimiento del hijo/a.

Es necesario agregar que ni en Argentina, ni en otros países sudamericanos, el hecho de la adquisición de la ciudadanía de esos países, no implicaba la renuncia a la ciudadanía originaria del extranjero. Por eso ningún italiano naturalizado argentino ha debido renunciar a la ciudadanía italiana. Para demostrar la no adopción de la ciudadanía argentina, entonces, basta presentar el certificado emitido por la Cámara Electoral que así lo pruebe. La mujer italiana que se casaba con un ciudadano argentino non adquiría la ciudadanía del cónyuge, por estar prohibido por la ley argentina. Solamente podía adquirirla por naturalización.

Para haber podido renunciar a la ciudadanía italiana los descendientes del emigrado italiano habrían debido, previamente, presentar en el consulado italiano correspondiente la documentación para demostrar que eran ius sanguinis ciudadanos italianos (partida de nacimiento, matrimonio y muerte del ancestro emigrado), certificado de cámara electoral, partidas de nacimiento, matrimonio y muerte de todos sus descendientes en línea recta, acompañados de traducción en italiano.

La Ley 91 del 5.02.1992, art. 11, prevée la posibilidad para quien posee otra ciudadanía de renunciar a la italiana, efectuando una declaración de voluntad ante el Oficial de Estado Civil de la comuna de residencia.

En caso de renuncia el interesado tendría que haberla presentado ante el Consulado italiano correspondiente a su lugar de residencia.

Una copia de la renuncia se debería encontrar en los archivos consulares y otra en el ministerio del Interior italiano y en la comuna de origen.

Quien nunca presento la documentación para el reconocimiento de la ciudadanía italiana en la oficina de ciudadanía-estado civil de un consulado italiano, no ha podido nunca renunciar a esa ciudadanía.

Si el ciudadano italiano por nacimiento no se encuentra inscripto en los padrones consulares, nunca ha podido hacer la declaración de renuncia a la ciudadanía italiana.

Los Consulado Italianos en Argentina no registran en sus archivos ningún caso de renuncia a la ciudadanía italiana.

Esto es diferente al procedimiento aplicado en otros países como estados Unidos, Canadá, etc. donde para adquirir la ciudadanía de estos países era necesario renunciar previamente a la ciudadanía italiana, presentando certificado de renuncia a la ciudadanía otorgado por el Consulado Italiano

CONSULADO GENERAL DE ITALIA
BUENOS AIRES
NUEVA LEY DE CIUDADANÍA
La ley n. 91 del 05.02.1992 que contiene “Nuevas normas sobre la ciudadanía” (en vigor desde el 16/08/1992) reordena completamente nuestra legislación en la materia e introduce algunas innovaciones significativas que, entre otras cosas, consideran la evolución de la realidad de los italianos en el exterior.
El objetivo del presente folleto es el de brindar al usuario un accesible instrumento de consulta que pueda orientarlo sobre las principales normas que debe conocer y sobre los procedimientos administrativos referidos al trámite de reconocimiento de la ciudadanía italiana.

Quien es ciudadano italiano?’
El art. 1 de la ley n. 91 del 05/02/1992 establece:
1. Es ciudadano por nacimiento:
a) el hijo de padre o madre ciudadanos;
b) el nacido en territorio de la República si ambos padres son desconocidos o apátridas, o bien si el hijo no siguiese la ciudadanía de los padres de acuerdo a la ley del Estado al que éstos pertenecen.
2. Se considera ciudadano por nacimiento el hijo de desconocidos hallado en el territorio de la República, si no se comprueba la posesión de otra ciudadanía.

LA CIUDADANÍA ITALIANA SE ADQUIERE ENTONCES PREDOMINANTEMENTE POR NACIMIENTO A PARTIR DE AL MENOS UN PROGENITOR ITALIANO.

Al respecto es necesario, sin embargo, distinguir:
a) LOS HIJOS NACIDOS ANTES DEL 01/01/1948 son ciudadanos italianos solo si, en el momento de su nacimiento, el padre posee la ciudadanía italiana.
b) LOS HIJOS NACIDOS DESPUÉS DEL 01/01/1948 son ciudadanos italianos si, en el momento de su nacimiento, el padre o la madre poseen la ciudadanía italiana

Por vía paterna: la ciudadanía se transmite sin límites de generación.

Por vía materna: se transmite solo a partir del 01.01.1948 ( Constitución de la República). Ejemplo: si el abuelo italiano tuvo una hija en 1924 y ésta última tuvo a su vez un hijo en 1945 y otro en 1949, el primer hijo no será ciudadano italiano, mientras el segundo sí (habiendo nacido después de la entrada en vigencia de la Constitución republicana de 1948).

ADQUISICIÓN DE LA CIUDADANÍA CON RELACIÓN AL MATRIMONIO
La nueva ley consolida el principio de la paridad total de derechos entre hombre y mujer:
No existe ya alguna forma de adquisición automática de la ciudadanía con relación al matrimonio con un/a ciudadano/a italiano/a.
El cónyuge de un ciudadano italiano podrá en cambio tener una naturalización facilitada cuando resida legalmente desde al menos seis meses en territorio italiano o bien después de tres años de casado (también residiendo en el exterior) siempre que no subsista disolución, o anulación o cese de los efectos civiles del matrimonio ni separación legal.
A los fines de la presentación de la solicitud de naturalización es indispensable que el cónyuge italiano tenga la documentación en regla con respecto a su ciudadanía italiana y que el matrimonio haya sido registrado en la Comuna italiana competente. No pueden por lo tanto aceptarse solicitudes de naturalización por parte del cónyuge extranjero en el mismo momento de la presentación del trámite de reconocimiento de la ciudadanía ( por descendencia de padre, abuelos o bisabuelos italianos), dado que a la solicitud no podrían aún adjuntarse el extracto de la partida de matrimonio expedido por la Comuna italiana.

EL CIUDADANO EXTRANJERO DEL CUAL EL PADRE O LA MADRE O UNO DE LOS ASCENDIENTES EN LINEA RECTA DE SEGUNDO GRADO
(ABUELO – ABUELA) HAYAN SIDO CIUDADANOS POR NACIMIENTO
(Ejemplo: el argentino nacido de padres de origen italiano que se naturalizaron argentinos antes de su nacimiento)
ADQUIERE LA CIUDADANÍA ITALIANA:
a. Si presta servicio militar efectivo para el Estado italiano, también en el exterior, y declara la voluntad de adquirir la ciudadanía italiana,
b. Si acepta un empleo público como dependiente del Estado italiano, también en el exterior, y declara la voluntad de adquirir la ciudadanía italiana.
c. Si al cumplir la mayoría de edad reside legalmente desde por lo menos dos años en el territorio de la República y declara, antes del año del cumplimiento, la voluntad de adquirir la ciudadanía italiana.

DOCUMENTOS NECESARIOS PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA CIUDADANÍA ITALIANA “JURE SANGUINIS”, a partir de un familiar italiano en línea recta (abuelos, padres, hijos):

A. SIN LEGALIZAR NI TRADUCIR (en original y fotocopia)

1. Certificado de nacimiento del familiar italiano, expedido por la Municipalidad italiana (Comune)donde el mismo nació. Si se casó en Italia también la partida de matrimonio italiana.
2. Certificado expedido por la Cámara Nacional Electoral (Calle 25 de mayo 245, Capital) en el que conste que el mencionado familiar no se halla naturalizado argentino o, de lo contrario, fecha de naturalización. Llevar:
a) Certificado de nacimiento italiano original y copia.
b) Estampilla de $10 del Banco Ciudad.
c) Certificado de defunción original y copia.

B. DOCUMENTOS ARGENTINOS DE ESTADO CIVIL QUE DEBEN SER PRESENTADOS EN ORIGINAL.

– Del familiar italiano inmigrado:
a) Acta de matrimonio (si se casó en Argentina)
b) Acta de defunción (si falleció)

– De todos sus descendientes en línea recta (que según los casos será abuelos, padres e hijos)
a) Acta de nacimiento
b) Acta de matrimonio (si se casó)
c) Acta de defunción
– Los interesados casados antes del 27/04/1983 deben agregar el acta de nacimiento de sus esposas.

– Los hombres menores de 45 años deben solicitar en el Distrito Militar correspondiente un certificado en el que consten: lugar, fecha de nacimiento (no sólo clase) y la frase: SITUACIÓN MILITAR REGULARIZADA.

– Las Actas del Registro Civil (no certificados) deben ser expedidas actualmente.

– DNI de los interesados (1 fotocopia completa) y un recibo de luz, gas, teléfono o videocable.

– Toda la documentación se presenta en original y copia

_____________________________________________________________

Pérdida por naturalización

Con la ley 555/1912, en vigor hasta el 16/8/1992, la naturalización extranjera determinaba la perdida de la ciudadanía italiana.

Además, la naturalización extranjera del padre mientras que el hijo era menor de edad (21 o 18 años, con relación a la época) determinaba la perdida de la ciudadanía también para este último, (Art. 12 L. 555/1912), con tal que el hijo adquiera la nueva ciudadanía del padre (o del progenitor, después del 1/1/1948).

No podía ser adquirido por parte del hijo menor de edad, cuando la ciudadanía adquirida por el padre (o, tutor) fuese ya poseída por otro criterio de determinación de la ciudadanía.

Si el ascendente italiano hubiera la ciudadanía argentina, dicha naturalización, por no poder influir sobre la determinación de la ciudadanía del hijo/a, tenía que ser posterior a su nacimiento. Son excluidos los casos comprendidos por el Acuerdo Italo-argentino de doble ciudadanía. Certificado de no naturalización (cámara electoral).

Este certificado que es expedido por la Cámara Electoral Argentina atestigua que el italiano emigrado en argentina, no adquirió la ciudadanía argentina.

La documentación necesaria para la obtención de este certificado es: partida de nacimiento original del italiano en formulario plurilingüe partida de defunción del italiano.

En caso que el italiano este vivo, se necesita un certificado de supervivencia del mismo.

El texto del certificado es el siguiente:

“Poder Judicial de la Nación
Cámara Nacional Electoral Número. Certifico que en el Registro Nacional de Electores, en el cual figuran inscriptos todos los ciudadanos argentinos y las ciudadanas argentinas mayores de dieciocho años, no se encuentra registrado hasta la fecha el señor/ la señora (nombre y Apellido), fecha y lugar de nacimiento. Fallecido. A pedido de parte interesada y para ser presentado ante quien corresponda, expido el presente que sello y firmo en la ciudad de Buenos Aires.”

En el caso de naturalización, en el certificado se especifica nombre y apellido, fecha y lugar de nacimiento, del emigrado, fecha de registro, a partir de la cual es considerado es considerado ciudadano argentino, con el siguiente texto:

“Poder Judicial de la Nación. Certificado Numero
Certifico que la fotocopia al dorso es fiel a la planilla del ciudadano que resulta y se encuentra archivada en el Registro nacional de electores dependientes de ésta Cámara Nacional electoral de la cual resulta que el titular obtuvo la ciudadanía argentina, sus datos personales y domiciliarios, Código electoral nacional, Art. 17 de la Ley 19.945. To Decreto 2135/83 y las relativas modificaciones legales 23.247/23.476 y Ley 19.109, Artículo 4, inciso “a”. A pedido de la parte interesada para ser presentado ante quien corresponda, expido el presente certificado, que sello y firmo en la ciudad de Buenos Aires.
Ficha electoral del ciudadano.
Nombre, Apellido, fecha y lugar de nacimiento. Fecha del Registro de la Naturalización, profesión, dirección, localidad, provincia.”

_____________________________________________________________

1. CIUDADANIA ITALIANA POR NACIMIENTO (“IURE SANGUINIS”): REQUISITOS

Independientemente del lugar de nacimiento, es ciudadano italiano nativo (por nacimiento o “Iure sanguinis”):

  • ·personas nacidas hasta el 31 de diciembre de 1947: si el padre era ciudadano italiano al momento del nacimiento del solicitante (se puede obtener la ciudadanía italiana de la madre antes de esa fecha en los casos excepcionales indicados en el apartado 1.6);
  • personas nacidas a partir del 1° de enero de 1948: si el padre o la madre era ciudadano/a italiano/a al momento del nacimiento del solicitante.

Advertencias

1. Para la transmisión de la ciudadanía italiana no existen límites en el número de generaciones, tampoco es importante si los ascendientes viven todavía o fallecieron. Los límites legales atañen a: fecha del fallecimiento del ascendiente nacido en Italia, fecha de emigración del ascendiente nacido en Italia, transmisión en línea femenina, eventuales pérdidas de la ciudadanía italiana por parte de los ascendientes (leer apartados siguientes).

2. El ascendiente nacido en Italia debe haber fallecido (en Italia o en el exterior) después de la proclamación del Reino de Italia (17 de marzo de 1861). Sin embargo si la Comuna de origen fue anexada al Reino de Italia después de esa fecha, el ascendiente nacido en Italia debe haber fallecido luego de la anexión de la Comuna de origen al Reino de Italia:

  • las actuales provincias de Mantova (zona oriental), Verona, Vicenza, Rovigo, Padova, Venezia, Treviso, Belluno (excepto algunas Comunas), Udine (excepto algunas Comunas) y Pordenone fueron anexadas al Reino de Italia el 19 de octubre de 1866;
  • las actuales provincias de Roma, Latina (excepto la zona meridional), Frosinone (excepto la zona meridional) y Viterbo fueron anexadas el 20 de septiembre de 1870;
  • para los ex territorios austro-húngaros anexados el 16 de julio de 1920 (actuales provincias de Trento, Bolzano, Trieste y Gorizia, algunas Comunas de las provincias de Belluno y Udine, y los ex territorios italianos de las provincias de Trieste, Gorizia, Pola, Fiume y Zara) se aplican reglas especiales (ver apartados 3. y 4.).

3. Para los ciudadanos procedentes de las actuales provincias de Trento, Bolzano, Trieste y Gorizia, de algunas Comunas de las provincias de Belluno y Udine, así como de los territorios ex italianos de las provincias de Trieste, Gorizia, Pola, Fiume y Zara emigrados antes del 16 julio de 1920, hay una ley especial (ver párrafo siguiente). A los ciudadanos procedentes de dichas provincias emigrados a partir del 16 de julio de 1920 se aplican las reglas generales. Parte de las provincias de Trieste y Gorizia, las antiguas provincias de Pola, Fiume y Zara pasaron a Yugoeslavia, así como algunas Comunas de la Provincia de Cuneo pasaron a Francia luego del Tratado de Paz del 10 de febrero de 1947. A los ciudadanos procedentes de dichos territorios se aplican reglas especiales: es necesario informarse directamente con el Consulado, en caso de dudas.

4. Pueden solicitar el reconocimiento de la ciudadanía italiana también los descendientes de los ciudadanos austro-húngaros de habla italiana emigrados entre el 25 de diciembre de 1867 y el 15 de julio de 1920 procedentes de las actuales provincias de Trento, Bolzano, Trieste y Gorizia, de algunas Comunas de Belluno y Udine o de los ex territorios italianos de las provincias de Trieste, Gorizia, Pola, Fiume y Zara. Ellos deben, sin embargo, presentar la solicitud correspondiente hasta el 19 de diciembre de 2010 (el plazo de 5 años fue extendido por 5 años más). El listado de la documentación necesaria se encuentra en la circular del Ministerio del Interior n. K 78 del 24 de diciembre de 2001. Se transcribe el texto de la ley 14 de diciembre de 2000, n. 379 “Normativa para el reconocimiento de la ciudadanía italiana a las personas nacidas y antiguamente residentes en los territorios pertenecidos al Imperio austro-húngaro y a los respectivos descendientes”, publicadas en el Boletín Oficial n. 295 de 19 de diciembre de 2000, vigente a partir del 20 de diciembre de 2000.

_______________________________________________________________________
Art. 1.

1. La presente ley se aplica a las personas especificadas en el párrafo 2, procedentes de los territorios que pertenecieron al Imperio austro-húngaro antes del 16 de julio de 1920, y a los respectivos descendientes. Dichos territorios comprenden:

a) los territorios que actualmente pertenecen al Estado Italiano;

b) los territorios que fueron italianos cedidos a Yugoeslavia en base:

1) al tratado de paz entre Italia y las Potencias aliadas y asociadas, firmado en París el 10 de febrero de 1947 y puesto en ejecución en Italia por decreto legislativo del Jefe provisional del Estado 28 de noviembre 1947, n. 1430;

2) del tratado entre República Italiana y República socialista federativa de Yugoeslavia firmado en Osimo el 10 de noviembre de 1975, ratificado y puesto en ejecución en Italia por ley 14 de marzo de 1977, n. 73.

2. A las personas nacidas y antiguamente residentes en los territorios indicados en el párrafo 1 y emigradas al extranjero, excepto la actual República austríaca, antes de 16 de julio de 1920, así como a sus descendientes, será reconocida la ciudadanía italiana si prestaren una declaración con el procedimiento previsto en el artículo 23 de la ley 5 de febrero de 1992, n. 91, en el plazo de cinco años a partir de la fecha en la que la presente ley tenga vigencia.

3. Derrógase el artículo 18 de la ley 5 de febrero de 1992, n. 91.

Art. 2.

1. La presente ley tiene vigencia a partir del día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial.

La presente ley, munida del sello del Estado, será incluida en el Registro oficinal de los actos normativos de la República italiana. Se manda a quien corresponda cumplirla y hacerla cumplir como ley del Estado.
_______________________________________________________________________

5. A los fines de la transmisión de la ciudadanía italiana no es importante el lugar de nacimiento. Quien nace en la Argentina es automáticamente ciudadano argentino. Diversamente, quien nace en Italia no necesariamente es ciudadano italiano. Aun naciendo fuera del territorio de la República Italiana la persona es ciudadana italiana nativa, si, al nacer, tenía por lo menos uno de los padres que contaba con la ciudadanía italiana. Existen excepciones a este principio (consultar los apartados anteriores y siguientes). Es ciudadano italiano “iure soli”:

  • quien nace en territorio italiano, si ambos padres son desconocidos o apátridas;
  • quien nace en territorio italiano, si no adquiere por nacimiento la ciudadanía de los padres de acuerdo a la ley del Estado al cual los padres mismos pertenecen (no se aplica a los hijos de padre o madre argentino nativo, porque la ley argentina vigente permite que los padres tramiten por el hijo la “ciudadanía por opción”);
  • el hijo de desconocidos encontrado en territorio italiano, si no se demuestra que tiene otra ciudadanía.

6. Para adquirir la ciudadanía derivada de la madre, no es necesario que la madre haya nacido en Italia. Es suficiente que la madre sea ciudadana italiana “iure sanguinis” o “iure matrimonii” en la fecha en la que nació el hijo. El único límite a la transmisión de la ciudadanía por línea materna es la fecha de nacimiento del hijo, que no debe ser anterior al 1° de enero de 1948. Existen otros casos de transmisión de la ciudadanía por línea materna, que se aplican incluso a quienes nacieron antes del 1° de enero de 1948:

  • si el padre es desconocido (o si no ha reconocido el hijo durante la minoría de edad del hijo mismo);
  • si el padre era apátrida;
  • si, de acuerdo a la ley nacional del padre, el hijo no adquiere la ciudadanía del padre

7. La mujer italiana que se casó con un ciudadano extranjero antes del 1° de enero de 1948 perdió la ciudadanía italiana, si adquirió automáticamente la ciudadanía del esposo por efecto del matrimonio. La ciudadanía argentina no se transmite automáticamente del marido argentino a la esposa extranjera. Por lo tanto la ciudadana italiana que se casó con un ciudadano argentino (aun antes del 1° de enero de 1948) nunca perdió la ciudadanía italiana, a menos que ella no haya adquirido la ciudadanía argentina por naturalización. Dicha adquisición automática estaba prevista, por ejemplo, por las leyes polacas, austríacas y españolas. Las mujeres que perdieron la ciudadanía italiana por matrimonio con un extranjero pueden readquirir la ciudadanía italiana prestando una declaración ante el Consulado o la Comuna italiana en donde residen. Las mujeres italianas casadas con un ciudadano extranjero a partir del 1° de enero de 1948 retuvieron la ciudadanía italiana, aunque hubieran adquirido automáticamente (y no voluntariamente) la ciudadanía del esposo, siempre y cuando no hayan expresamente renunciado a la ciudadanía italiana (ver también apartado ‘Matrimonio de la mujer italiana con un ciudadano extranjero’).

8. A los fines de la transmisión de la ciudadanía, es igual el derecho de los hijos legítimos o naturales. El reconocimiento por parte de un ciudadano italiano, la declaración judicial de la filiación de un ciudadano italiano o, en el caso de hijos no reconocibles (hijos incestuosos), el reconocimiento judicial del derecho al pago de alimentos conllevan la adquisición de la ciudadanía italiana a partir del nacimiento, si ocurren durante la minoría de edad del hijo. Dichas circunstancias deben ser comprobadas con el acta original del reconocimiento o con la sentencia (para los requisitos de la sentencia ver ‘CIUDADANIA ITALIANA POR NACIMIENTO (“IURE SANGUINIS”): DOCUMENTACION’). Los hijos reconocidos durante la mayoría de edad deben declarar la voluntad de obtener la ciudadanía italiana dentro de un año del reconocimiento.

9. El extranjero adoptado por un ciudadano italiano adquiere la ciudadanía italiana, si la adopción se declaró durante la minoría de edad del hijo (adopción plena). La circunstancia debe ser comprobada mediante la sentencia que declaró la adopción (para los requisitos de la sentencia ver ‘CIUDADANIA ITALIANA POR NACIMIENTO (“IURE SANGUINIS”): DOCUMENTACION’). El reconocimiento de la ciudadanía culmina cuando sea registrada la sentencia de adopción en la Comuna italiana competente. Luego de la registración de la sentencia, el Consulado envía el acta de nacimiento a la Comuna. Sólo a partir de este momento se puede, por ejemplo, tramitar el pasaporte.

10. El ciudadano (nacido en Italia o en el exterior) que, antes del 16 de agosto de 1992, adquirió voluntariamente (por naturalización) una ciudadanía extranjera perdió automáticamente la ciudadanía italiana. Desde el 16 de agosto de 1992 hasta el 31 de diciembre de 1997, quien hubiera perdido la ciudadanía italiana por naturalización pudo declarar su voluntad de readquirir la misma ante el Consulado italiano o la Comuna italiana competente por su residencia. Desde la fecha de la naturalización hasta el dia siguiente a la declaración de readquisición, el particular interesado es considerado como extranjero. Dicha regla se aplica también a los ciudadanos italianos nacidos en el exterior y que son ciudadanos “iure soli” del Estado en el que nacieron. Por ejemplo un descendiente de ciudadano italiano nacido en Argentina, si se naturalizó ciudadano estadounidense antes del 16 de agosto de 1992, perdió la ciudadanía italiana (aunque él no hubiera aún tramitado la ciudadanía italiana cuando se naturalizó estadounidense).

11. El ciudadano italiano que se naturalizó ciudadano extranjero siendo menor de edad (incluso antes del 16 de agosto de 1992) nunca perdió la ciudadanía italiana, si su padre mantuvo la ciudadanía italiana y si, al adquirir la mayoría de edad, el interesado no renunció expresamente a la ciudadanía italiana. Hasta el 9 de marzo de 1975 los ciudadanos italianos alcanzaban la mayoría de edad al cumplir los 21 años de edad; a partir del 10 de marzo de 1975, la mayoría de edad se alcanza al cumplir los 18 años de edad.

12. La ciudadanía italiana se transmite al hijo del ciudadano o de la ciudadana que perdieron la ciudadanía italiana únicamente en uno de los siguientes supuestos:

  • el hijo nació antes que el padre o la madre perdiera la ciudadanía italiana por naturalización, si la naturalización del ascendiente que transmite la ciudadanía ocurrió a partir de 1° de julio de 1912 (si la naturalización ocurrió hasta el 30 de junio de 1912, el hijo menor de edad perdió la ciudadanía italiana, si residía en exterior y tenía otra ciudadanía);
  • el hijo era aún menor de edad cuando el padre o la madre readquirieron la ciudadanía, si la readquisición ocurrió luego del 16 de agosto de 1992 y si el hijo menor de edad era conviviente con el padre o la madre en el momento en el que él (o ella) recuperó la ciudadanía italiana; si el padre (o la madre) readquirió la ciudadanía italiana luego del 27 de abril de 1983 y antes del 16 de agosto de 1992 (por residir en Italia por el plazo previsto por la ley o incluso por aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía, ver apartado 1.13), el hijo menor de edad adquirió la ciudadanía italiana. Si el padre (o la madre) ha readquirido la ciudadanía italiana antes del 27 de abril de 1983, el hijo menor no adquiría la ciudadanía italiana si residía en el exterior y no perdió la ciudadanía extranjera de origen.

13. A partir del 12 de septiembre de 1974 tiene vigencia entre Italia y Argentina un Acuerdo de doble ciudadanía. Los ciudadanos italianos nativos que se naturalizaron argentinos luego del 12 de septiembre de 1974 y antes del 16 de agosto de 1992 no perdieron la ciudadanía italiana, si el Juez Federal, en el acto de otorgar la naturalización argentina (no sucesivamente), aplicó expresamente el Acuerdo de doble ciudadanía. Los ciudadanos italianos nativos que se naturalizaron argentinos antes del 12 de septiembre de 1974 pueden solicitar en cualquier momento al Juez Federal competente la aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía. Quienes adquiririeron la ciudadanía argentina con aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía no perdieron la ciudadanía italiana. Quienes, naturalizados antes del 12 de septiembre de 1974, obtuvieron luego la aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía recuperan la ciudadanía italiana a partir de la fecha en la que fue concedido el beneficio de la aplicación del Acuerdo mismo. Sin embargo la ciudadanía italiana se retiene (o recupera) de forma “latente”, es decir sin goce de los derechos civiles, políticos y sociales; sí es posible la transmisión de la ciudadanía al cónyuge y a los hijos (según las reglas arriba indicadas). Dicho estado “latente” termina cuando el particular interesado traslade su residencia en Italia o preste una declaración ante el Consulado. La declaración puede ser prestada en cualquier momento, pero únicamente por el particular interesado.

2.      CIUDADANIA POR NACIMIENTO (“IURE SANGUINIS”): EJEMPLOS

Para aclarar las reglas presentadas arriba, se brindan unos ejemplos. Sin embargo, cada caso debe ser examinado con toda la documentación necesaria. En materia de ciudadanía, son fehacientes únicamente las leyes y la interpretación que den los jueces a la normativa vigente. Las indicaciones y los ejemplos no pueden ser utilizados para reclamar derechos.

Ejemplo 1

· Giovanni Rossi, nacido en Milán el 20 de enero de 1822, fallecido en Buenos Aires el 13 de septiembre 1897, naturalizado argentino el 20 de septiembre de 1880 (padre del tatarabuelo);

· Juan Rossi, nacido en Buenos Aires el 14 de mayo de 1854, fallecido en Cañuelas el 24 de mayo de 1937 (tatarabuelo);

· Domingo Rossi, nacido en Cañuelas el 30 de junio de 1882, fallecido en Saladillo el 14 de septiembre de 1965 (bisabuelo);

· María Rossi, nacida en Saladillo el 22 de septiembre de 1920, vivente (abuela);

· Juan Domínguez, nacido en Roque Pérez el 14 de mayo de 1948, vivente, naturalizado estadounidense el 14 de abril de 1969 (padre);

· Esteban Domínguez, nacido en Roque Pérez el 25 de octubre de 1972, vivente, naturalizado venezolano el 22 de agosto de 1992 (solicitante).

Esteban Domínguez es ciudadano italiano y puede transmitir la ciudadanía a sus hijos. No sería ciudadano italiano si se diera uno de los supuestos siguientes:

– el padre del tatarabuelo Giovanni Rossi se naturalizó argentino antes del 14 mayo de 1875, fecha en la que el tatarabuelo alcanzó la mayoría de edad;

– el padre del tatarabuelo Giovanni Rossi falleció antes del 17 de marzo de 1861;

– el padre Juan Domínguez nació antes del 1° de enero de 1948;

– Juan Domínguez nació, por ejemplo, el 30 de diciembre de 1947: la línea de transmisión se habría cortado y únicamente María Rossi podría solicitar el reconocimiento de la ciudadanía italiana;

– Juan Domínguez se naturalizó estadounidense entre el 14 de mayo de 1969 (cuando él alcanzó la mayoría de edad por la ley italiana de aquel entonces) y el 25 de octubre de 1972 (cuando nació el hijo Esteban Domínguez);

– Esteban Domínguez se naturalizó venezolano luego del 25 de octubre de 1990 (cuando alcanzó la mayoría de edad por la ley italiana vigente desde 1975) y antes del 16 de agosto de 1992.

Ejemplo 2

– Anna Bianchi, nacida en Roma el 14 de julio de 1920, casada en Roma con Pavel Jablonski, ciudadano polaco, el 20 de septiembre de1946 (abuela);

– Maria Jablonski, nacida en Roma el 22 de diciembre de 1947 (madre);

– Gustavo González, nacido en Buenos Aires el 15 ottobre 1975 (solicitante).

Gustavo González no es ciudadano italiano. Maria Jablonski tampoco es ciudadana italiana, aunque haya nacido en Italia. Anna Bianchi perdió la ciudadanía italiana por casarse con un ciudadano polaco (la ley polaca vigente en 1946 preveía que la esposa adquiriera automáticamente la ciudadanía del marido y la ley italiana de aquel tiempo preveía la pérdida de la ciudadanía italiana si la mujer italiana adquiría por matrimonio otra ciudadanía).

Anna Bianchi puede readquirir la ciudadanía italiana si presta una declaración ante el Consulado. Si la readquisición de la ciudadanía ocurrió, por ejemplo, el 10 de enero de 2004, no tiene efectos para la hija, porque ella ya era mayor de edad cuando la madre readquirió la ciudadanía italiana. La readquisición de la ciudadanía italiana por parte de la abuela no tiene efectos para el nieto Gustavo González.

Gustavo González y Maria Jablonski pueden adquirir la ciudadanía italiana residiendo legalmente in Italia por lo menos por tres años.

Gustavo González y Maria Jablonski serían ciudadanos italianos “iure sanguinis” si se diera uno de los supuestos siguientes:

– la abuela Anna Bianchi se casó después del 1° de enero de 1948 (en este caso la abuela nunca habría perdido la ciudadanía italiana) y la madre Maria Jablonski nació a partir del 1° de enero de 1948;

– la abuela no se casó (la ley polaca no preveía la transmisión de la ciudadanía por línea paterna en el caso de hijos naturales, así que la abuela habría trasmitido la ciudadanía italiana a la hija, aun nacida antes del 1° de enero de 1948, porque la hija no había adquirido por nacimiento la ciudadanía del padre).

Ejemplo 3

– Mario Neri, nacido en Génova el 14 de julio de 1920, casado en Roma el 10 de junio de 1940 con Giovanna Verdi, nunca naturalizados argentinos (abuelos);

– Giovanni Neri, nacido en Roma el 3 de enero de 1948, naturalizado argentino el 10 de febrero de 1975, casado en Buenos Aires el 12 de febrero de 1975 con Juana Pérez González (nacida en La Plata el 31 de diciembre de 1947), prestó declaración de readquisición de la ciudadanía italiana ante el Consulado el 30 de diciembre de 1995 (padre);

– Ezequiel Neri, nacido en La Plata el 15 de junio de 1976 (solicitante).

Ezequiel Neri no es ciudadano italiano, ya que ni el padre ni la madre eran ciudadanos italianos cuando él nació. El padre readquirió la ciudadanía italiana cuando el hijo ya contaba con 18 años de edad. No tiene importancia que los abuelos paternos de Ezequiel Neri hayan retenido la ciudadanía italiana, porque la pérdida de la ciudadanía por parte del padre interrumpió la línea de transmisión de la ciudadanía italiana.

Ezequiel Neri puede tramitar la ciudadanía italiana por naturalización si reside legalmente en Italia por lo menos por 3 años.

Ezequiel Neri sería ciudadano italiano si se diera uno de los supuestos siguientes:

· el padre readquirió la ciudadanía italiana antes del 14 de junio de 1994 (antes de que el hijo Ezequiel cumpliera los 18 años de edad);

· los padres se casaron antes del 10 de febrero de 1975 (fecha de la naturalización de Giovanni Neri); en este caso, por la ley italiana vigente hasta el 27 de abril de 1983, la madre habría adquirido la ciudadanía italiana automáticamente a partir de la fecha del matrimonio; la madre habría luego transmitido la ciudadanía al hijo.

Ejemplo 4

– Mario Gialli, nacido en Génova el 14 de julio de 1920, casado en Roma el 10 de junio de 1940 con Giovanna Azzurri, nunca naturalizados argentinos (abuelos);

– Giovanni Gialli, nacido en Roma el 3 de enero de 1948, naturalizado argentino el 10 de febrero de 1975, casado en Buenos Aires el 6 de febrero de 1975 con Juana Hernández Domínguez (nacida en La Plata el 31 de diciembre de 1947);

– Ezequiel Gialli, nacido en La Plata el 15 de junio de 1976 (solicitante).

Ezequiel Gialli es ciudadano italiano, porque la madre era ciudadana italiana en la fecha del nacimiento de él. El padre perdió la ciudadanía italiana por naturalizarse argentino antes del nacimiento del hijo, pero luego del matrimonio. La ley italiana vigente hasta el 27 de abril de 1983 preveía que las esposas de ciudadanos italianos adquirireran automáticamente la ciudadanía italiana desde la fecha del matrimonio. Juana Hernández Domínguez adquirió la ciudadanía italiana porque el marido era aún italiano cuando se casaron. Cuando nació Ezequiel Gialli, el padre era extranjero, pero la madre era italiana. Ezequiel Gialli es por lo tanto ciudadano italiano iure sanguinis por línea materna.

3. CIUDADANIA ITALIANA POR NACIMIENTO (“IURE SANGUINIS”): DOCUMENTACION
De acuerdo a una reglamentación reciente, la Administración procede a reconocer la ciudadanía italiana únicamente a quienes la hayan solicitado expresamente. Luego del reconocimiento de la ciudadanía el Consulado envía a la Comuna italiana competente las actas de estado civil del solicitante y de sus hijos menores de edad. Las actas de los ascendientes se envían a la Comuna italiana competente únicamente si los propios ascendientes han solicitado el reconocimiento de la ciudadanía italiana.

a. Documentos relativos al solicitante:

· acta de nacimiento;

· sentencia de adopción legalizada (si la adopción fue declarada durante la minoría de edad del adoptado); la sentencia debe tener carácter de cosa juzgada; si dicha calidad no consta en la propia sentencia, será necesario agregar un certificado ampliatorio expedido por el mismo Juzgado;

· acta de reconocimiento de la paternidad / maternidad si el reconocimiento fuera asentado en un acta distinta respecto al acta de nacimiento;

· acta de matrimonio (de haberse casado);

· sentencia de divorcio legalizada (de haberse divorciado), la sentencia debe tener carácter de cosa juzgada; si dicha calidad no consta en la propia sentencia, será necesario agregar un certificado ampliatorio expedido por el mismo Juzgado (ver capítulo 8);

· acta de nacimiento de los hijos menores de 18 años y eventuales actas de reconocimiento de paternidad / maternidad o sentencias de adopción que los conciernen;

· solicitud de reconocimiento de la ciudadanía (se firma en el Consulado en el momento de entregar la documentación correspondiente).

b. Documentos relativos a los ascendientes nacidos en el extranjero: 

Si estos ascendientes no solicitan para ellos mismos el reconocimiento de la ciudadanía italiana son suficientes los documentos que comprueben los vínculos filiatorios entre el solicitante y el ascendiente nacido en Italia. Estos documentos normalmente son:

· acta de nacimiento de cada ascendiente directo nacido en el extranjero;

· acta de matrimonio de los padres del solicitante (si se casaron); este documento sirve para demostrar si el solicitante es hijo legitimo o natural;

· si uno de los ascendientes nacidos en el exterior haya sido adoptado o reconocido por los padres con acta separada respecto a la de nacimiento, es necesario poresentar la sentencia de adopción o el acta de reconocimiento (siempre y cuando dichos documentos sean necesarios para comprobar la descendencia del ascendiente nacido en Italia);

· si el ascendiente nacido en el exterior solicita para él mismo el reconocimiento de la ciudadanía italiana, se debe hacer referencia al listado de documentos indicados en el apartado a.

c. Documentos relativos al ascendiente nacido en Italia:

· Certificado de nacimiento expedido por la Comuna italiana con datos filiatorios completos (nombre y apellido de padre y madre); las partidas o los certificados expedidos por la Iglesia antes del establecimiento del registro civil (R.D. 15 de noviembre de 1865, n. 2602) deben ser legalizados por la Autoridad eclesiástica (Curia obispal) o civil;

· certificado de la “Cámara Nacional Electoral” que compruebe si el ascendiente, identificado con los nombres y apellidos que se asentaron en las actas de estado civil argentinos (del matrimonio de él, del fallecimiento, del nacimiento de un hijo), figura o no figura en el padrón de los electores;

· acta de matrimonio (si se casó en el extranjero);

· acta de fallecimiento (de haber fallecido);

· documentación que demuestre la fecha de emigración (pasaporte italiano utilizado para expatriar o cualquier otro documento útil), únicamente el el caso que el ciudadano proviniera de las provincias actuales de Trento, Bolzano, Trieste, Gorizia, de algunas Comunas de las provincias de Belluno y Udine o de los territorios ex italianos de las provincias de Trieste, Gorizia, Pola, Fiume y Zara.

Advertencias

1. Las solicitudes de reconocimiento de la ciudadanía italiana “iure sanguinis” pueden ser presentadas únicamente con turno previo (consultar la sección “turnos” del sitio Internet del Consulado para averiguar los pasos a seguir y el listado de los turnos otorgados).

No deberán solicitar el turno:

  • Para las solicitudes para la concesión de la ciudadanía (p ejemplo. por matrimonio)
  • Para quienes hubieran sido súbditos del Imperio Austro-Hungárico y solcitaren la ciudadanía conforme lo dispuesto por la ley 379/2000. Se recuerda que el término para presentar estas solicitudes vence el 20.12.2005.
  • Los hijos menores de edad de padre o madre italianos -para la ley italiana, la mayoría de edad se adquiere a los 18 años-;
  • Los hijos mayores de edad cuyo progenitor (padre o madre) aun si estuviera fallecido, fuera un ciudadano italiano empadronado en el Consulado General de Italia en Las Plata. La condiciones son las siguientes: Los datos del registro de residentes (“Anagrafe”) deben estar actualizados;el solicitante deberá resideir en la circunscripción consular La Plata; deberá presentarse el acta de nacimiento, traducida al italiano, así como cualquier otra; documentación requerida para actualizar los datos del mencionado registro, sea propia o de sus progenitores.

2. Las solicitudes de reconocimiento de la ciudadanía italiana deben ser presentadas ante el Consulado italiano competente por el lugar de residencia en el extranjero. La residencia declarada debe coincidir con el lugar en donde el solicitante tiene su domicilio real estable. El Consulado puede averiguar las declaraciones prestadas y denunciar a la Autoridad Judicial quienes presten declaraciones falsas acerca de su residencia.

3. La solicitud (y la documentación antes mencionada) puede ser presentada ante una Comuna italiana, únicamente si el solicitante reside legalmente en Italia (con un “permesso di soggiorno” otorgado por la “Questura” competente por territorio). En este caso, la propia Comuna solicita a los Consulados competentes por la residencia anterior una certificación donde conste que ni el solicitante ni los ascendientes renunciaron a la ciudadanía italiana. Quien haya obtenido el reconocimiento de la ciudadanía italiana por intermedio de una Comuna italiana, si luego se muda al extranjero, debe efectuar cuanto antes una declaración de cambio de residencia ante el Consulado italiano competente por el nuevo domicilo.

4. Las solicitudes de ciudadanía italiana “iure sanguinis” quedan exentas de aranceles consulares.

5. Para inscribir en Italia un evento de estado civil ocurrido en el extranjero, el ciudadano debe presentar la copia fiel del acta original expedido por la autoridad extranjera. En la Argentina se trata de las “partidas”, es decir las copias integrales de la hoja del libro de actas donde se encuentra registrada el acta en cuestión, certificadas por el propio registro civil. No se aceptan certificados ni otros documentos (“libreta de familia”, transcripciones de actas…). Los certificados bilingües expedidos por el registro civil de la Capital Federal y las provincias de Santa Fe y Córdoba deben ser presentado con la copia fiel de la partida original (que únicamente en este caso no deberá ser traducida al italiano).

6. El interesado no tiene la obligación de presentar actas que ya fueran en poder de un Consulado italiano. Dichas actas serán intercambiadas directamente entre los Consulados involucrados. Sin embargo, el solicitante puede, si lo estima conveniente, de volver a presentar actas que estén ya en poder de otro Consulado. De cualquier forma, el solicitante debe indicar con la máxima precisión posible dónde se encuentran los documentos oportunamente presentados. El Consulado puede requerir documentos necesarios que no fueran oportunamente presentados (o que fueran presentados oportunamente sin los requisitos arriba mencionados).

7. La presentación de los documentos previstos no implica el derecho al reconocimiento de la ciudadanía italiana; únicamente luego de una análisis meticulosa, caso por caso, se puede confirmar que no existen motivos obstativos; el Consulado comunica por escrito la finalización del trámite con “carta certificada” enviada al domicilio declarado por el solicitante. El Consulado no se hace cargo de eventuales errores en la dirección por parte de los solicitantes. La declaración de una dirección que no coincida con el domicilio real es un delito conforme la ley italiana y puede ser denunciada a la Autoridad Judicial.

8. Todo documento escrito en idioma extranjero, excepto el certificado de la Cámara Nacional Electoral, debe ser traducido al italiano. No es necesario presentar traducciones de las partidas de estado civil, si a las mismas se agregan los certificados bilingües correspondientes expedidos por el propio registro civil de acuerdo a un específico Convenio bilateral italo-argentino (únicamente la Capital Federal y las Provincias de Còrdoba y Santa Fe actualmente expiden dichos certificados bilingües).

9. La traducción puede ser realizada por cualquiera, siempre y cuando sea fiel y correcta; no es necesaria la intervención de un traductor público. El Consulado certifica la conformidad de las traducciones al italiano con el original en castellano.

10. Las actas de estado civil argentinas expedidas luego del 12 de julio de 1990 no necesitan ser legalizadas. Es suficiente la copia del acta certificada por el oficial del registro civil argentino.

11. Las actas expedidas en la Argentina por la Iglesia deben ser legalizadas por el “Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto” argentino.

12. Las actas de estado civil argentinas expedidas por la Autoridad civil argentina antes del 12 de julio de 1990 deben ser legalizadas (por lo general con ”Apostille”).

13. Las actas de estado civil expedidas por Autoridades de Países distintos de Italia o Argentina deben ser legalizadas de acuerdo al procedimiento indicado por el Consulado italiano competente por el lugar donde dichas actas fueron expedidas.

14. Las actas de estado civil que contengan errores (en los nombres, en las fechas, etc.) omisiones o datos incompletos no necesitan rectificaciones. El Consulado puede solicitar rectificaciones, únicamente si no es posible comprobar correctamente la identidad de las personas.

15. La ley italiana prevé que el hijo reciba el apellido paterno. No es posible agregar el apellido materno (sino excepcionalmente en casos de hijos naturales, reconocidos por el padre luego del reconocimiento materno). Los ciudadanos italianos que utilicen en Argentina los dos apellidos (paterno y materno) pueden figurar en los regisros y documentos italianos únicamente con el apellido paterno. A los descendientes, les corresponde el apellido que consta en el acta original de nacimiento del antepasado nacido en Italia, aunque el apellido original se haya luego asentado en la Argentina con errores. Quien quisiera conservar los dos apellidos o el apellido que consta en los documentos argentinos puede, luego de la inscripción de las actas de estado civil en Italia, iniciar un trámite de cambio de apellido (que culmina, según los casos, con un decreto del Ministro del Interior o del Prefecto de la provincia en donde se registró el acta de nacimiento). Para más detalles es oportuno dirigirse al Consulado.

16. Las sentencias extranjeras (adopción, declaración de filiación, separación, divorcio, inabilitación…) deben ser legalizadas por el “Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto” y luego traducidas al italiano.

17. Las notas marginales en las actas no son suficientes para comprobar, por ejemplo, el divorcio, la adopción, el reconocimiento u otras circunstancias; dichas circunstancias deben ser comprobadas con el documento original (sentencia o acta del registro civil, según los casos).

4. CIUDADANIA ITALIANA POR MATRIMONIO (“IURE MATRIMONII”): REQUISITOS

Se dan dos casos:

a.

mujeres extranjeras casadas con un ciudadano italiano (nacido en Italia o en el extranjero) antes del 27 de abril de 1983: adquirieron automáticamente la ciudadanía italiana, si el marido era ciudadano italiano en el momento del matrimonio o si el marido conviviente ha adquirido o readquirido la ciudadanía italiana antes del 27 de abril de 1983; el trámite respectivo para el reconocimiento de dicha adquisición por matrimonio de la ciudadanía puede ser realizado en cualquier momento, aun después de la eventual disolución del vínculo conyugal (por divorcio, fallecimiento del cónyuge), a menos que dicha disolución no haya ocurrido antes del 27 de abril de 1983;

b.

mujeres extranjeras casadas a partir del 27 de abril de 1983 con un ciudadano italiano (nacido en Italia o en el extranjero) y varones casados en cualquier fecha con una ciudadana italiana (nacida en Italia o en el extranjero): el cónyuge del ciudadano italiano puede obtener una naturalización agilizada (concedida por decreto del Ministro del Interior) luego de tres años de casados, si no hubo disolución del vínculo conyugal, anulación, divorcio y los cónyuges no estén separados legalmente. El plazo de tres años se reduce a seis meses, en el caso de residir en Italia.

A partir del 27 de abril de 1983, la disolución del matrimonio (por divorcio o viudez) no conlleva la pérdida de la ciudadanía oportunamente adquirida por matrimonio. Si la disolución del vínculo cónyugal tuvo lugar antes del 27 de abril de 1983, la mujer perdía la ciudadanía italiana adquirida por matrimonio, si residía en el exterior y readquiría o mantenía su ciudadanía extranjera de origen.

5.      CIUDADANIA ITALIANA POR MATRIMONIO (“IURE MATRIMONII”): DOCUMENTACION

1. Caso A (mujer extranjera casada antes del de 27 de abril de 1983 con un ciudadano italiano, nacido en Italia o en el extranjero):

· documentación que compruebe que el marido era ciudadano italiano en el momento del matrimonio (la demostración puede ser brindada con la documentación que ya esté en poder del Consulado; en este caso el Consulado puede requerir otra documentación si así fuere necesario);

· acta de matrimonio traducida al italiano (si ya no está en poder del Consulado o no está asentada en una Comuna italiana); es necesaria la partida respectiva (fotocopia del libro de actas certificada por el registro civil), no es suficiente el certificado de matrimonio o la libreta de familia;

· acta de nacimiento de la solicitante traducida al italiano; es necesaria la partida respectiva (fotocopia del libro de actas certificada por el registro civil), no es suficiente un certificado de nacimiento;

· acta de fallecimiento del marido y/o sentencia de divorcio, si corresponde (para los requisitos de la sentencia ver capítulo 8).

En este caso los documentos no vencen y la solicitud queda exenta de aranceles consulares. No es necesario turno previo, si el marido ya fue reconocido ciudadano italiano o nació en Italia.

2. Caso B (mujeres extranjeras casadas a partir de 27 de abril de 1983 con un ciudadano italiano, nacido en Italia o en el extranjero, y varones extranjeros casados en cualquier fecha con una ciudadana italiana, nacida en Italia o en el extranjero) 

· “estratto per riassunto dell’atto di matrimonio” expedido por la Comuna que asentó el matrimonio;

· acta de nacimiento del solicitante, traducida al italiano; no es necesaria la intervención de un traductor público; es necesario que se trate de la “partida” de nacimiento (fotocopia del libro de actas certificada por el registro civil), no siendo suficiente un certificado de nacimiento;

· certificado de antecedentes penales, que se tramita ante la “Policia Federal” o el “Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación”, legalizado por el “Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto” y traducido al italiano; si el solicitante no es ciudadano argentino, es necesario también el certificado de antecedentes penales expedido por el País del cual el solicitante es ciudadano;

· certificado de domicilio, expedido por la Comisaría competente por domicilio, sin legalizar ni traducir;

· “stato di famiglia”: es un certificado expedido por el Consulado, luego de adquirir una declaración formal del cónyuge ciudadano italiano; en alternativa, el solicitante puede presentar una declaración jurada prestada por el solicitante mismo ante el “Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires”, en donde se indiquen los miembros del grupo familiar conviviente; dicha declaración debe ser legalizada por el “Ministerio del Interior” y por el “Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto” y luego traducida al italiano;

· fotocopia del pasaporte argentino del solicitante: el pasaporte no debe estar vencido; se deben fotocopiar las hojas donde consten los datos personales y los eventuales sellos de entrada y salida del País.

En este caso los documentos vencen luego de transcurridos seis meses de la emisión. La solicitud de ciudadanía, así como las certificaciones del documento o de las traducciones están sujetas al pago de los respectivos derechos consulares. El costo aproximado de los aranceles consulares varía entre 80 y 100 euros de acuerdo al número de hojas de los distintos documentos. El arancel se abona en pesos, según el cambio que la Embajada de Italia en la Argentina establece en forma trimestral. Deben presentarse ambos cónyuges. No es necesario turno previo, pero la solicitud puede ser presentada únicamente si uno de los cónyuges ya obtuvo el reconocimiento de la ciudadanía italiana o ha nacido en Italia.

6.      OTROS CASOS DE ADQUISICION DE LA CIUDADANIA ITALIANA POR NATURALIZACION

1. El extranjero y el apátrida, si el padre o la madre o uno de los cuatro abuelos era ciudadanos italianos por nacimiento, puede solicitar la ciudadanía italiana por naturalización:

  • si presta servicio militar efectivo en las Fuerzas Armadas italianas; sin embargo, luego de la reciente reforma del servicio militar, ya no es posible enrolar a ciudadanos extranjeros de origen italiano; por lo tanto esta naturalización agilizada no es aplicable; igualmente, esta posibilidad no se aplicaría a quienes pueden solicitar la ciudadanía “iure sanguinis”;
  • si es empleado del Estado italiano;
  • si, al alcanzar la mayoría de edad, tiene residencia legal en el teritorio italiano con una antigüedad mínima de dos años y manifiesta la voluntad de adquirir la ciudadanía italiana.

2. El extranjero nacido en Italia que hubiera residido legalmente en Italia sin interrupciones hasta alcanzar la mayoría de edad, adquiere la ciudadanía italiana si así lo requiere dentro del plazo de un año a partir de la fecha en la que alcance la mayoría de edad.

3. La ciudadanía italiana puede ser otorgada por decreto del Presidente de la República también en los casos siguientes:

  • al extranjero, cuyo padre o madre o uno de los cuatro abuelos era ciudadano italiano por nacimiento, luego de tres años de residencia legal en Italia;
  • al extranjero nacido en Italia, luego de tres años de residencia legal en Italia;
  • al extranjero adoptado por un ciudadano italiano durante la mayoría de edad, luego de cinco años de residencia legal en Italia sucesivos a la adopción;
  • al ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea, luego de cuatro años de residencia legal en Italia;
  • al apátrida, luego de cinco años de residencia legal en Italia;
  • al extranjero, luego de diez años de residencia legal en Italia;
  • al extranjero que haya prestado excepcionales servicios a la República Italiana o si hubiere un excepcional interés por parte del Estado Italiano.

7. PERDIDA DE LA CIUDADANIA Y PROCEDIMIENTO DE READQUISICION

1. Naturalización. Los ciudadanos italianos que se naturalizaron extranjeros antes del 16 de agosto de 1992 perdieron la ciudadanía italiana, si se naturalizaron cuando ya habían alcanzado la mayoría de edad (21 años cumplidos hasta el 9 de marzo de 1975, 18 años cumplidos a partir del 10 de marzo de 1975). Las mujeres italianas que se naturalizaron antes del 27 de abril de 1983 no perdían la ciudadanía italiana si estaban casadas con un ciudadano italiano que había retenido la ciudadanía italiana. Para readquirir la ciudadanía italiana perdida por naturalización el particular interesado tenía que prestar una declaración ante el Consulado desde el 16 de agosto de 1992 hasta el 31 de diciembre de 1997. Actualmente se puede readquirir la ciudadanía únicamente prestando una declaración formal ante el Consulado o la comuna italiana de residencia y estableciendo la propia residencia en Italia dentro del lapso de un año a partir de la fecha de la mencionada declaración. Quien haya adquirido voluntariamente una ciudadanía extranjera a partir del 16 de agosto de 1992 no perdió la ciudadanía italiana.

2. El ciudadano italiano que se naturalizó extranjero siendo menor de edad (aun antes del 16 de agosto de 1992) nunca perdió la ciudadanía italiana, si el padre mantuvo la ciudadanía italiana y si, luego de alcanzar la mayoría de edad, no renunció explícitamente a la ciudadanía italiana. Hasta el 9 de marzo de 1975 los ciudadanos italianos alcanzaban la mayoría de edad al cumplir los 21 años de edad; a partir del 10 de marzo de 1975, la mayoría de edad se alcanza al cumplir los 18 años de edad.

3. Naturalización de los padres. Si el padre se naturalizó extranjero hasta el 30 de junio de 1912 y el hijo era aún menor de edad a la fecha de la naturalización, el hijo también perdió la ciudadanía italiana, si residía en el extranjero y tenía otra ciudadanía (ya sea por naturalización o por otro título legal, como por ejemplo el “ius soli” por nacer en la Argentina). Si el padre ciudadano italiano se naturalizó entre el 1° de julio de 1912 y el 15 de agosto de 1992, el hijo menor de edad retenía la ciudadanía italiana, salvo que hubiera él mismo adquirido una ciudadanía extranjera por naturalización; el hijo menor no habría perdido la ciudadanía italiana de tener la ciudadanía extranjera por otro título legal (por ejemplo, “iure soli” por nacer en la Argentina). Si el hijo era aún menor al 27 de abril de 1983, para determinar si él perdió, retuvo o adquirió la ciudadanía italiana, es necesario considerar también la situación de la madre. Tratándose de casos limitados en la práctica, quienes se encuentren en esta condición pueden dirigir una consutla al Consulado acerca de su caso particular.

En cualquier caso los hijos nacidos después de la pérdida de la ciudadanía del padre (o ambos padres, a partir del 1° de enero de 1948) no son ciudadanos italianos por nacimiento, siendo hijos de extranjeros por la ley italiana (ver ‘Ciudadanía italiana por nacimiento (“iure sanguinis”): requisitos’).

4. A partir del 12 de septiembre de 1974 tiene vigencia entre Italia y Argentina un Acuerdo de doble ciudadanía. Los ciudadanos italianos nativos que se naturalizaron argentinos luego del 12 de septiembre de 1974 y antes del 16 de agosto de 1992 no perdieron la ciudadanía italiana, si el Juez Federal, en el acto de otorgar la naturalización argentina (no sucesivamente), aplicó expresamente el Acuerdo de doble ciudadanía. Los ciudadanos italianos nativos que se naturalizaron argentinos antes del 12 de septiembre de 1974 pueden solicitar en cualquier momento al Juez Federal competente la aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía. Quienes adquiririeron la ciudadanía argentina con aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía no perdieron la ciudadanía italiana. Quienes, naturalizados antes del 12 de septiembre de 1974, obtuvieron luego la aplicación del Acuerdo de doble ciudadanía recuperan la ciudadanía italiana a partir de la fecha en la que fue concedido el beneficio de la aplicación del Acuerdo mismo. Sin embargo la ciudadanía italiana se retiene (o recupera) de forma “latente”, es decir sin goce de los derechos civiles, políticos y sociales; sí es posible la transmisión de la ciudadanía al cónyuge y a los hijos (según las reglas arriba indicadas). Dicho estado “latente” termina cuando el particular interesado traslade su residencia en Italia o preste una declaración ante el Consulado. La declaración puede ser prestada en cualquier momento, pero únicamente por el particular interesado.

5. Renuncia. El ciudadano italiano, de poseer otra ciudadanía y residir en el extranjero, puede renunciar a la ciudadanía italiana prestando una declaración formal ante la autoridad consular.

6. Matrimonio de la mujer italiana con un ciudadano extranjero. Las mujeres italianas casadas con ciudadanos extranjeros antes del 1° de enero de 1948 perdieron la ciudadanía italiana, si adquirieron la ciudadanía del cónyuge. Por ejemplo, el matrimonio de la mujer italiana con un ciudadano polaco, español o austríaco conllevaba la pérdida automática de la ciudadanía italiana; el matrimonio con un ciudadano argentino sin embargo no conllevaba dicha pérdida. Para readquirir la ciudadanía italiana, la particular interesada puede prestar en cualquier momento una declaración ante el Consulado. Dicha declaración puede ser prestada incluso si, luego del matrimonio con un extranjero y la adquisición automática (no voluntaria) de la ciudadanía del marido, la interesada haya adquirido otra ciudadanía extranjera por naturalización (por ejemplo, una italiana casada en el año 1947 con un polaco y naturalizada argentina en el año 1965 puede solicitar en cualquier momento la readquisición de la ciudadanía italiana, porque, cuando se naturalizó argentina, ya había perdido la ciudadanía italiana por haberse casado con un polaco). La declaración de readquisición no conlleva la adquisición de la ciudadanía italiana para los hijos mayores de edad (ver también ‘Ciudadanía italiana por nacimiento (“iure sanguinis”): requisitos’).

8. SENTENCIAS (ADOPCION, DECLARACION DE PATERNIDAD, DIVORCIO, INHABILITACION…)

1. Cuando una sentencia cambia el estado civil o la capacidad de una persona, es preciso que el ciudadano presente al Consulado dicha sentencia. Aun con excepciones (especialmente en el caso de adopción de menores), la ley italiana reconoce automáticamente las sentencias extranjeras, sin necesidad de trámites judiciales previos.

2. Para reconocer en Italia las sentencias argentinas se necesitan los siguientes requisitos:

2.1 De forma: la sentencia (o el testimonio integral) debe ser legalizada por el Juzgado, el “Ministerio del Interior” y el Ministerio del Relaciones Exteriores y Culto (con sello “Apostille” de la Convención de La Haya del 5 de octubre de 1961). Luego de la legalización la sentencia debe ser traducida al italiano.

2.2 De fondo: la sentencia debe reunir los requisitos previstos por el artículo 65 de la ley 31 de mayo de 1995, n. 218 “Reforma del sistema italiano de derecho internacional privado”, a saber:

(a) el juez que emitió el fallo podía entender en la causa de acuerdo a los principios de competencia judicial previstos por la ley italiana;

(b) el acto que inició el juicio fue notificado al demandado de acuerdo a la ley del lugar donde el proceso se desarrolló y no se violaron los derechos esenciales de defensa;

(c) las partes se constituyeron en el juicio de acuerdo a la ley del lugar donde se desarrolló el proceso o la rebeldía fue declarada de acuerdo a la misma ley;

(d) la sentencia alcanzó el carácter de cosa juzgada de acuerdo a la ley del lugar en donde se emitió;

(e) el fallo no contradice otro fallo emitido por un juez italiano que haya alcanzado el carácter de cosa juzgada;

(f) no se encuentra pendiente un proceso ante un juez italiano con el mismo objeto y entre las mismas partes, iniciado antes del proceso extranjero;

(g) las decisiones del fallo extranjero no producen efectos contrarios al orden público italiano.

3. Cuando la sentencia no reúne todos los elementos mencionados en el apartado 2.2., el particular interesado deberá presentar al Consulado un certificado ampliatorio emitido por el mismo Juzgado que contenga todos los elementos que falten en la sentencia. El certificado debe ser legalizado por el Juzgado, el “Ministerio del Interior” y el “Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto”. Luego de la legalización, el certificado deberá ser traducido al italiano. No es necesario certificar la condición mencionada en los párrafos a) y g), tratándose de una evaluación remitida a la Administración y los jueces italianos. Las condiciones mencionadas en los párrafos e) y f) son certificadas con una declaración jurada que el interesado presta ante el Consulado.

4.  Para el reconocimiento de las sentencias de divorcio argentinas, los particulares interesados deben presentar:

4.1 Fotocopia legalizada o testimonio integral de la sentencia de divorcio; las legalizaciones deben ser expedidas por el Juzgado, el “Ministerio del Interior” y el “Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto” (con sello “Apostille” de la Convención de La Haya del 5 de octubre de 1961).

4.2 Certificado ampliatorio extendido por el propio Juzgado de acuerdo al modelo siguiente. Dicho certificado debe:

a. contener los elementos esenciales de una sentencia de divorcio emitida por un juzgado italiano (debe mencionar las apelaciones eventuales, acuerdos patrimoniales y/o relativos a los hijos menores, notificaciones del inicio del procedimiento, rebeldía, decisión final),

b. contener la identificación completa de los dos cónyuges (fecha y lugar de nacimiento, residencia a la fecha del divorcio),

c. indicar la fecha a partir de la cual la sentencia alcanzó el carácter de cosa juzgada.

d. ser legalizado por el Juzgado, el “Ministerio del Interior” y el “Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto” (con sello “Apostille” de la Convención de la Haya de 5 del octubre de 1961).

La documentación mencionada en los párrafos 4.1 y 4.2 debe ser traducida al italiano; además del original debe ser entregada una fotocopia no certificada. El Consulado puede requerir otros documentos, si la Comuna competente para la inscripción de la sentencia lo estimara conveniente.

_______________________________________________________________________
MODELO

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

PODER JUDICIAL

En mi carácter de Secretario del Juzgado en lo Civil y Comercial n°……. del Departamento Judicial de……….., Provincia de Buenos Aires, República Argentina, a cargo del Juez Dr…………………………., y por resolución de éste y a efectos de su presentación en el Consulado General de Italia de la ciudad de La Plata, de la Provincia mencionada, y/o otras Autoridades públicas que lo requieran, CERTIFICO que las resoluciones judiciales transcriptas en los testimonios firmados por quien expide la presente a los……días del mes ……del año…….. corresponde a los autos ”………………….”(Expediente n°……..) tramitados en el Juzgado preindicado y que refieren a las fojas……. y ……..de esos obrados SE ENCUENTRAN CONSENTIDAS – lo que implica que no fueron objeto de recursos- Y POR ELLO FIRMES el…..de………de………., haciendo por ello cosa juzgada y habiéndose por ello inscripto la sentencia de fs……mencionada el ….de……..de…….en la Dirección Provincial del Registro de las Personas del Ministerio de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires al folio…….del protocolo del año…….de la División Divorcios, en expediente de esa Dirección n°…….., según informe de la misma obrante a fs……..del mismo juicio de divorcio preexpresado. Asimismo que………………………., nombrado en la resolución transcripta en el antedicho testimonio es, según certificado del matrimonio por ella disuelto obrante a fs……del expediente al cual corresponde, hijo de………………………..y ………………………….. y de estado civil soltero, siendo su domicilio real denunciado en la denauncia respectiva glosada a fs…….. de los mismos autos el de la calle…………………..de la preindicada ciudad de…………; que…………….., nombrada en la resolución transcripta en el antedicho testimonio, es según certificado del matrimonio por ella disuelto obrante a fs….del expediente al cual corresponde, hija de…………y…………..y de estado civil soltera, siendo su domicilio real denunciado en la demanda respectiva glosada a fs……. de los mismos autos el de la planta urbana de la ciudad de……………..de la República Argentina; que según su certificado de nacimiento obrante a fs…. del mismo expediente judicial, el hijo de los dos últimos nombrados…………….., también nombrado en la resolución precitada, nació el ….de…..de…..en la prementada ciudad de…….., siendo su DNI n°……., y su domicilio el de su madre tenedora del mismo según la misma sentencia (cfr. Arts. 54 inc.2, 57 inc.2, 90 inc. 6 y 264 inc.2 del Código Civil); que de las copias adjuntas a la presente, por mi certificadas como auténticas, de la demanda antedicha y del acta de audiencia del……de……de…..que luce a fs….del expediente judicial referido, resultan el convenio sobre cuota alimentaria y el objeto de autorización, respectivamente, mencionados en la misma preexpresada sentencia; y que no fue solicitado en el juicio en el cual dictóse ésta resolución sobre acuerdos patrimoniales de sus prenombradas partes ni denunciada la sentencia de ellos, ni decretado en el rebeldía alguna. En fe de lo cual expido la presente y la entrego al Sr………., DNI………, en mi despacho del Juzgado referido, a los ……días del mes dE……….del año…..

xxxxxxx

Secretario

9. TRADUCCIONES

1. Toda la documentación presentada al Consulado debe ser traducida al italiano. De lo contrario, no es posible asentarla en los registros públicos italianos.

2. No es necesario que dichas traducciones sean realizadas por un traductor público o que lleven sellos o firmas; quienquiera puede realizar las traducciones, con tal que las mismas sean fieles al texto original en castellano. El propio Consulado certifica del mismo modo las traducciones realizadas por particulares o por traductores públicos.

3. El usuario, si así lo prefiere, puede presentar traducciones realizadas por un traductor público que él mismo elige libremente. El Consulado no dispone de un listado de traductores autorizados, porque el único requisito de las traducciones es que sean fieles al original en castellano.

4. En los procedimientos de reconocimiento de ciudadanía (“iure sanguinis” o “iure matrimonii” únicamente para esposas de italianos casadas antes del 27 de abril de 1983), la certificación de las traducciones queda exenta de aranceles consulares. Sí es necesario abonar el arancel correspondiente para la certificación de las traducciones cuando se trate de naturalización por matrimonio

Preguntas frecuentes ciudadanía italiana

Que es el salto generacional en la ciudadanía italiana?

Esto suele ocurrir, cuando el italiano se naturalizo argentino, y el descendiente nació después, que se naturalizo. O sea no se puede ir al padre del italiano (que nunca renunció) ya que debe ir cronológicamente. Descendiendo del primer Italiano.-
Cuando uno presenta el reconocimiento de ciudadanía ante los consulados Italianos en Argentina o en Italia mismo, debe presentar toda la descendencia  [por ejemplo bisabuelo NAC.- MAT.- DEF.-, ABUELO/ ABUELA:  NAC.- MAT.- DEF.-, PADRE O MADRE : NAC.- MAT. (PADRE O MADRE SI LA TOMA DE LA “ABUELA” DEBEN HABER NACIDO DESPUES DE 1948 PARA TENER DERECHO)-INETRESADO], tienen que estar todos aunque el que la toma sea el interesado.-
La documentación se entrega toda el mismo día del reconocimiento de la ciudadanía italiana.-
ALGUNOS CONSULADOS TIENEN LA PARTICULARIDAD DE DÁRSELA AL QUE SOLO LA PIDIO, SIN NECESIDAD DE QUE SE PRESENTEN LOS ASCENDENTES, PERO NO TODOS PROCEDEN IGUAL.-

La mujer transmite siempre la ciudadanía?

Esta claro que la mujer solo transmite ciudadanía para los hijos nacidos después de 1948. Para ser mas claro cuando en la descendencia para efectuar el reconocimiento de la ciudadanía italiana aparece una mujer nos debemos detener y mirar la fecha de nacimientos de sus hijos no la de ella (ejemplo. la madre aparece en la descendencia nace en 1934 ,bien, ahora si INTERESA en que fecha nacieron sus hijos ya sean varones o mujeres , siempre que hayan nacido después de 1948 la pueden tomar , antes de esa fecha no tienen derecho. quiere decir que va haber hijos que la pueden tomar (si nacieron después de 1948) y otros que no (por haber nacido antes de esa fecha .-

Si los descendientes están fallecidos se puede tomar la ciudadanía italiana¿

No es ningún impedimento para realizar el reconocimiento de la ciudadanía, que algunos de los descendientes hayan fallecido, con solo conformar la generación y poner la partida de defunción del fallecido se sigue sin ningún problema. Para ello se pone el nacimiento del fallecido, matrimonio (si existió) y la defunción.-

Que documentos se traducen?

Se traduce todo lo que es fuera de Italia, o sea todas las partidas que están en idioma DISTINTO  del italiano. Para presentar a los consulados italianos de argentina no se traduce el Certificado de la Cámara Electoral, pero para Italia si o si se traduce todo la documentación a presentar menos la que corresponde a Italia.-

Que es le certificado de cámara electoral?

Bueno si el ciudadano Italiano nacido en Italia (lo que llamamos de origen), por distintas razones se “naturalizaba argentino”,los descendientes no tenían derecho a tomar la ciudadanía, de acuerdo al año de nacimiento y la fecha de naturalización , por eso se exige que el poder judicial entregue una constancia de que el italiano se naturalizo o no , como el poder judicial tienen un registro donde figuran todos los extranjeros en su condición de “extranjero residente” o argentino naturalizado.-

Que sucede si una persona esta divorciada ó tiene una adopción plena?

En nuestra pagina esta todo esto contemplado pero , es muy importante saber que al divorcio vincular en argentina que surge de la marginal izquierda de la partida de matrimonio, a la sentencia de argentina para que Italia contemple este divorcio hay que darle el carácter de “cosa juzgada” o “sentencia firme”. Lo mismo ocurre con las adopciones plena , son las únicas que tienen derecho  para la transmisión de la ciudadanía.-

Que derecho tiene el cónyuge de tomar la ciudadanía italiana?

En el caso que el HOMBRE transmite la ciudadanía existe la posibilidad de transmitírsela a la cónyuge, siempre que se hayan casado antes del 27/ abril der 1983.-
Los restantes casos se debe obtener por naturalización.

Tiene algún beneficio tener el expediente en algún consulado?

La ciudadanía italiana se caracteriza por la gran demora en los tiempos de concederla, o sea los famosos turnos a otorgar.
El tener en algún consulado todo lo del antepasado, nos facilita las cosas desde, decir que esta. Pero luego debemos armar la parte de nuestros descendientes. Mientras la carpeta este dentro del consulado que nos toca por el domicilio donde vivo, todo bien, pero si pertenezco a Buenos Aires y mi pariente presento en Rosario, debemos hacer todo un tramite pedir que ese expediente lo trasladen a donde uno presenta.

Los documentos de otro países requieren un tratamiento en particular?

Si lo que requieren que cualquier documento, fuera de la argentina o de Italia, deben traerse existe el apostillado de la haya para darle el valor de que sirve.
para aquellos que no tienen este convenio debe pasar por distintos lugares.

_______________________________________________________________

Perdida de nacionalidad italiana

¿Cuáles son los requisitos para…

… promover la inscripción de un nacimiento y, simultáneamente, adquirir la nacionalidad española?
La documentación requerida para inscribir un nacimiento y, simultáneamente, la adquisición de la nacionalidad española es:
https://www.cgeonline.com.ar/docrequeridaNacimiento.php

…  para promover la inscripción en este Registro Civil consular de un matrimonio celebrado ante la competente autoridad argentina?
La documentación requerida para inscribir en este Registro Civil consular de un matrimonio celebrado ante la competente autoridad argentina es:
https://www.cgeonline.com.ar/docrequeridaMatrimonio.php

… promover la inscripción de una defunción?
La documentación requerida para inscribir una defunción es:
https://www.cgeonline.com.ar/docrequeridaDefuncion.php

… recuperar la nacionalidad (españoles nacidos en España)?
La documentación que se requiere a quienes nacieron en España, perdieron luego su nacionalidad española y desean ahora recuperarla es:
1.- Si perdió su nacionalidad española al casarse con un extranjero

  1. Certificado literal del nacimiento del solicitante
  2. Acta o libreta de matrimonio del solicitante
  3. Documento de Identidad
  4. Su último pasaporte español o cédula consular del solicitante

Hasta la entrada en vigor de la Ley 14/1975, el 5 de mayo de 1975, las españolas que contraían matrimonio con un extranjero perdían, en la mayoría de los casos su nacionalidad española.

2.- Si perdió su nacionalidad por haberse naturalizado argentino

  1. Certificado Literal de nacimiento del solicitante
  2. Certificado de que el solicitante adquirió la nacionalidad argentina. Lo expide el Poder Judicial de la Nación (calle 25 de mayo 245, Buenos Aires)
  3. Documento de Identidad
  4. Su último pasaporte español o cédula consular

Los españoles que se hubieran naturalizado argentinos después de la entrada en vigor de la Constitución Española, el 29 de diciembre de 1978, no perdieron la nacionalidad española.

… conservar la nacionalidad con arreglo al art. 24.3 del Código civil?
La documentación requerida para conservar la nacionalidad es:

  1. Original de su certificación literal de nacimiento española, si la tuviera.
  2. DNI argentino
  3. Pasaporte español

… promover la inscripción en este Registro Civil consular de una adopción constituida con arreglo a la ley argentina?
La documentación requerida para inscribir una adopción es:
Además de la documentación requerida para la inscripción de un nacimiento, deberá aportar original y fotocopia de:
– el testimonio o sentencia completos constitutivo de la adopción.
– una partida literal de nacimiento con los datos biológicos.

… inscribir a los hijos en el libro de familia español?
La documentación requerida para inscribir a los hijos en el libro de familia español es:

  1. original del libro de familia
  2. certificado literal de nacimiento español de su/s hijo/s,en original y copia.

Se le entregará un talón con el que, aproximadamente en el plazo de dos meses, podrá retirar su libro de familia con la inscripción de su/s hijo/s en la 2ª planta de Registro civil (ventanilla nº 5).

… pedir un certificado de la Cámara Nacional Electoral?
Para saber qué documentación debe presentar para solicitar un certificado en el que se indique si su progenitor se naturalizó o no argentino, debe dirigirse a la Cámara Nacional Electoral (calle 25 de Mayo 245 – Tel. 4331 8421 al 29 – https://www.pjn.gov.ar).

211- ¿Puedo compulsar fotocopias de documentos originales en el Consulado?Sí, en este Consulado General puede solicitar la compulsa de fotocopias. Deberá presentar el original del documento que se desea compulsar y la fotocopia del mismo. El trámite se realiza en la ventanilla núm. 5 de la planta baja de este Consulado General (horario de 8,15 a 14,30 horas de lunes a viernes). Este trámite no es gratuito.212- ¿Soy español y me encuentro de viaje en Argentina, ¿qué puedo hacer, si por una urgencia, necesito la asistencia de ese Consulado General? Si es usted español y se encuentra en situación de emergencia, puede contactar con este Consulado General llamando al teléfono 4814-9100. Los casos considerados urgentes por los que un ciudadano español puede contactar con este Consulado General son, por lo general: – hospitalización o fallecimiento – detención por autoridades argentinas extravío del pasaporte español el mismo día en el que viaja a España 213- Necesito la partida para hacerme el DNI en España, ¿cómo la solicito?Si usted necesita solicitar la certificación literal de nacimiento para obtener el DNI en España le informamos que, por razones de seguridad, ni https://www.cgeonline.com.ar ni https://www.mjusticia.es están habilitados para pedir tales certificaciones. La certificación para DNI ha de ser siempre solicitada personalmente por el interesado. Se expide una única vez y tiene validez por un periodo de sólo tres meses. Por lo tanto, deberá usted solicitar su DNI a la Policía Nacional en España antes de que hayan transcurrido tres meses desde la expedición de la certificación. La certificación para el DNI de un menor de 18 años ha de ser solicitada por su padre o por su madre. Así pues, si usted reside en esta demarcación consular deberá acudir personalmente a nuestras oficinas, a la ventanilla de Informes, de Registro Civil, para solicitarla. Se le exigirá que acredite su identidad mediante su pasaporte español y su DNI argentino. Si reside en el interior de la Provincia de Buenos Aires, puede acudir a la oficina consular honoraria más próxima a su domicilio. Si reside usted fuera de esta demarcación consular consulte al Registro Civil español correspondiente a su domicilio. En el caso de que resida usted en España, puede dirigirse al Registro Civil Central (C/ Montera 18, CP 28013 Madrid. Tel. 91 389 55 00, Fax. 91 522 29 68).216- ¿Tiene algún costo los trámites de nacionalidad (adquisición, recuperación, conservación) o la inscripción de un matrimonio o de una defunción? No. La Ley 7/1987, de 29 de mayo, sobre tasas consulares, establece que todas las actuaciones relativas a Registro Civil son GRATUITAS. 219- ¿Cuál es la oficina consular honoraria más cercana a mi domicilio?Si usted desea conocer el viceconsulado honorario de España más cercano a su domicilio haga click en la demarcación del Consulado General de España que le corresponda:

220- ¿Qué trámites puedo hacer en un viceconsulado o Agencia consular honoraria?Las oficinas consulares honorarias de España estarán especialmente facultadas para prestar la asistencia y protección consular debida a los nacionales españoles.
Cabe considerarlas como intermediarios privilegiados entre, por un lado, el Consulado General y, por otro,  los españoles y sus descendientes que residen en la circunscripción de cada una de las oficinas consulares honorarias dependientes de él.

Entre otros, los trámites más habituales que puede hacer en una oficina consular honoraria de España son:

  • Recibir información sobre las secciones que integran este Consulado General
  • Solicitar fe de vida y estado civil
  • Solicitar certificado de alta, baja o residencia consular.
  • Solicitud de pasaporte (sólo para menores de 12 años de edad)
  • Certificado de antecedentes penales
  • Certificado para DNI, NIE o NIF

221- ¿Puedo tramitar una pensión en el Consulado?No, en este Consulado General no puede tramitar una pensión asistencial. Todos los asuntos relacionados con pensiones, en Argentina, son competencia de la Consejería de Trabajo y de Asuntos Sociales de la Embajada de España en Buenos Aires, ubicada en la calle Viamonte, 166 1º C1053ABC – Ciudad de Buenos Aires.Tel: 4311-1748/0909 / 4312-2390 / 4313-9053 Fax: 4315-4405/0403.225- ¿Qué horario tiene el Consulado?El horario de atención al público del Consulado General de España en Buenos Aires es de lunes a viernes de 8.15 a 14.30. En la pantalla principal de https://www.cgeonline.com.ar, en el margen derecho, encontrará la información relativa a horario, dirección y teléfonos de este Consulado.226- ¿Dónde está el Consulado?El Consulado General de España en Buenos Aires se encuentra ubicado en la calle Guido 1770 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (barrio de Recoleta). En la pantalla principal de https://www.cgeonline.com.ar, en el margen derecho, encontrará la información de horario, dirección y teléfonos de este Consulado

Pide presupuesto ahora

Te contestamos en menos de 24 horas

Su formulario se ha enviado correctamente
Solicitar presupuesto

Esta web utiliza cookies para analítica digital, mejorar su experiencia de usuario y personalización de publicidad. Puede consultar nuestra política de cookies aquí.